Cinco jóvenes atacaron y amenazaron con matar a un líder de la iglesia evangélica de Adana, la cuarta ciudad más grande de Turquía, después de la reunión del domingo 8 de enero de 2006. Kamil Kiroglu, de 29 años, fue golpeado hasta perder la conciencia al salir del recinto de su iglesia, cerca de las 5 de la tarde. "Ellos trataban de forzarme a negar a Jesús", dijo Kiroglu. "Pero cada vez que me insistían que yo negara a Jesús y que me hiciera musulmán, yo decía, 'Jesús es el Señor'. Cuanto más yo decía 'Jesús es el Señor', más me golpeaban." Portando un largo cuchillo, uno de los asaltantes no identificados amenazó con matar a Kiroglu si este se negaba a renunciar a su fe cristiana y no retornaba al Islam.  

Fuente: Compass 

Con escenas dramáticas, el viernes 15 de julio de 2016 por la noche, sectores del ejército turco anunciaron un golpe de estado "para volver a instalar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades; para asegurar que el estado de derecho reine una vez más en el país, a fin que la ley y el orden sean reinstalados". En cuestión de horas, 104 de los conspiradores y al menos 161 civiles perdieron la vida, y se estima que 1.400 personas resultaron heridas. El golpe fracasó porque el presidente Erdogan pudo conseguir que casi de inmediato decenas de miles de sus partidarios salieran a las calles para oponerse a los militares rebeldes.

El lunes 13 de abril 09, dos años después del asesinato de tres cristianos en la ciudad de Malatya, en el sureste de Turquía, los abogados descubrieron información importante en una audiencia jurídica. Esta información es acerca del papel que las fuerzas de seguridad locales jugaron en la masacre. Esta era la audiencia decimosexta por el caso del asesinato, y tuvo lugar en la 3ra Corte Criminal de Malatya. Los abogados de los querellantes llamaron a un número importante de testigos que incluía a Mehmet Ulger, un comandante de la guardia civil en la provincia de Malatya al tiempo cuando ocurrió esta masacre, el fue arrestado el pasado 12 de marzo por presuntas conexiones con una conspiración política.

Aunque el presidente turco, Abdullah Gul, declarara a principio del mes de octubre 07, que los cristianos en Turquía no son blanco de agresión, los cristianos turcos protestantes reportaron un aumento en los ataques y amenazas recientemente. Desde que dos convertidos cristianos turcos y un cristiano alemán fueron torturados y asesinados en la Casa de Publicaciones Zirve en Malatya el 18 de abril, las amenazas han aumentado. El director de Radio Shema, emisora cristiana, Soner Tufan, dijo que desde los asesinatos en Malatya, al menos tres veces al mes, unos hombres han llegado hasta la puerta de la emisora para amenazar a los empleados.

El evangelista Robert Bwenje murió el 10 de julio 2022 a causa de las lesiones sufridas durante un ataque de extremistas musulmanes la semana anterior. Había acompañado al pastor Ambrose Mugisha de la Iglesia Pentecostal Elim en la aldea de Nyamiringa, distrito de Kiboga, en un debate al aire libre sobre el cristianismo y el islam en la aldea de Sirimula, el 6 de julio.

“Después del debate, ocho musulmanes, incluidas dos mujeres, pusieron su fe en Jesucristo”, dijo el pastor Mugisha; también expresando: "Esto enfureció a los musulmanes, pero no pudieron atacarnos porque teníamos una estricta seguridad por parte de la policía". Cuando el pastor y Bwenje regresaron a sus casas, los musulmanes de Sirimula los emboscaron mientras cruzaban un pantano.

"Vimos a hombres vestidos con atuendos islámicos que venían del monte desde diferentes direcciones y gritaban 'Allah akbar, Allah akbar´[Alá es más grande] ", dijo el pastor Mugisha.

Reconocieron a dos de los asaltantes como Ashirafu Kasamba y Kabagambe Kadiri, quienes los obligaron a entregar las Biblias y otros libros que llevaban.

"Separaron un Corán y luego quemaron el resto de los libros, incluidas las Biblias, y luego nos golpearon con palos", dijo Mugisha. "Ashirafu Kasamba fue quien me había herido. Luego salté al agua y logré nadar y cruzar al otro lado". Luego algunos transeúntes lo encontraron sangrando y lo rescataron. Mientras tanto los asaltantes continuaron atacando Bwenje y luego huyeron; los transeúntes llevaron a ambos cristianos heridos a una clínica cercana para primeros auxilios y luego a un hospital en Kiboga.

El pastor Godfrey Ssemujju de la Iglesia Pentecostal Elim dijo que visitó al pastor Mugisha y a Bwenje en el hospital el 10 de julio. Bwenje murió más tarde esa noche, tenía 28 años. El incidente fue denunciado en la estación de policía de Kiboga Central.

La policía arrestó a Kasamba y lo acusó de intento de asesinato y se está montando búsquedas serias de los otros atacantes.

Los musulmanes continuaron enviando mensajes amenazantes al teléfono de Ambrose Mugisha, por ejemplo este que decía: "En unos días vamos a traer de vuelta al islam a los que se convirtieron al cristianismo. Sabemos que los están escondiendo".

"Oremos por la seguridad de los cristianos de Uganda, así como por sanación rápida de Ambrose Mugisha y por apoyo para la viuda de Robert Bwenje”.

Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución. (2 Timoteo 3:12).

Fuente: morningstarnews; Editado: VM – Ar. 8.8.2022.

Para comentarios y sugerencias, puede escribirnos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Uganda tiene la reputación de ser porcentualmente uno de los países con más cristianos en toda África. Muchas iglesias u organizaciones eligen Uganda como destino para viajes de corta duración para proyectos misioneros. Hoy en día sigue siendo una nación fuertemente cristiana, con una alta participación en las iglesias. Sin embargo, la singular historia de Uganda la hace especialmente vulnerable a la influencia del Islam. Durante la década de 1970, Uganda estaba gobernada por el dictador Idi Amin.

Hassan Podo era un imán (clérigo musulmán) de 28 años de edad de la aldea de Kerekerene en el este de Uganda. Sin embargo, después de no haber asistido a las oraciones en la mezquita durante tres semanas consecutivas y de haber sido visto entrando en el edificio de una iglesia el día 16 de marzo (2019), su familia lo sometió a un interrogatorio. Al entrar en la casa de su familia ese mismo día a la tarde, sus hermanos lo rodearon, teniendo palos preparados.

En Uganda el día 20. 12. 2013 el congreso aprobó una nueva ley ejemplar para el resto del mundo. Los homosexuales en el futuro serán amenazados de prisión perpetua. Por lo tanto, cualquier persona, que sea convicta por segunda vez por un acto sexual entre personas del mismo sexo o por haber tenido sexo con menores de edad del mismo sexo o con personas infectadas con el VIH, puede ser condenada a cadena perpetua.

Publicado el Miércoles 13 febrero 2008 por diarioberea

KAMPALA, Uganda (Mundo Cristiano / ACPress.net) Uganda se ha transformado en un ejemplo de combate a la mortal enfermedad del SIDA. Tanto científicos como políticos están sorprendidos con la reducción en la cantidad de infectados, por lo que Uganda se ha convertido en un modelo para el mundo sobre cómo vencer el SIDA. El Evangelio tiene que ver con este hecho.

El 30 de septiembre de 2018, aproximadamente 20 oficiales de policía allanaron un lugar de reuniones cristianas en el norte de Uzbekistán. Registraron el edificio y filmaron a los presentes. Los oficiales también habían traído a cuatro mujeres no identificadas que comenzaron a empujar a la gente, metiendo sus manos en las bolsas de las mujeres presentes y robando cuanto quisieron. A pesar de las protestas, la policía no detuvo sus acciones.

Como parte de la requisa, que se realizó sin orden judicial, los funcionarios confiscaron numerosos artículos, incluidos equipos de sonido, libros y una computadora. Después de más de dos horas de hostigamiento, los cristianos fueron obligados a subir a un autobús y llevados a una estación de policía para interrogarlos.

Cuatro cristianos bautistas en la ciudad de Karshi, en el sur de Uzbekistán (país asiático que formaba parte de la ex Unión Soviética), han sido castigados después de reunirse sin permiso oficial. Un miembro de la iglesia, Nabijon Bolikulov, fue encarcelado durante cinco días, y otros tres se enfrentaron a multas. En su fallo, el juez no especificó qué parte de la ley los creyentes habían violado.

Luego de una asalto por parte de la policía a una iglesia bautista seis hermanos fueron detenidos y multados además de que quemaron Biblias e himnarios, en Uzbekistán, país de Asia Central. 

La acción contra los bautistas fue “por participar en una comunidad religiosa no registrada”. Las multas impuestas eran 45 veces el salario mínimo y consideradas muy altas para este país, que formó parte de la Unión Soviética antes de separarse durante el colapso del comunismo.

Cristianos en una remota población de Uzbekistán son golpeados, públicamente humillados y expulsados de sus hogares y lugares de trabajo por haberse convertido a Cristo. Un Caudillo fuerte del lugar, de nombre Tokhtabay Sadikov, esta orquestando una dura oposición a la pequeña congregación en Janbashkala, una villa cercana a  Turtkul, en el suroeste de Uzbekistán; Sadikov está presionando a la policía local, a los funcionarios públicos, a la oficina del fiscal, a la policía secreta y a los clérigos musulmanes para que impongan medidas de castigo a cada habitante que haya "abandonado la fe musulmana de sus padres".

El corresponsal de Asia central para "Forum 18 news service", Igor Rotar, fue detenido por 2 días en el aeropuerto de Tashkent y finalmente fue deportado el 13 de agosto. Todo comenzó cuando Rotar, ciudadano ruso, arribo a Uzbekistán, el 11 de Agostode 2005, y su nombre apareció en una lista de personas indeseables para el Servicio de Seguridad Nacional (NSS); Previamente se le había permitido entrar al país, cuando autoridades de frontera se contactaron con el NSS. Esta vez, sin embargo, fue detenido y no se le permitió cruzar la frontera.

Oremos por los ocho cristianos en Uzbekistán que han sido castigados en los últimos meses por tener literatura religiosa en sus casas.

Siete de ellos - Aleksandr Ko, Bakhtiyor Odinayev, Andrei Serin, Mahmud Hakimjanov, Shamsiddin Begmatov y Pastor Dmitri Butov y su esposa Svetlana Butova - fueron gravemente multados por la "producción, almacenamiento o importación ilegal a Uzbekistán de materiales religiosos, con la intención de su distribución o distribución reallizada por personas físicas”.

En el país de Uzbekistán en Asia Central, las iglesias están creciendo, pero la presión del gobierno en su contra también se está incrementando. Y a pesar de todo esto, los cristianos Uzbekos siguen firmes en su fe. Por ejemplo, en la zona del calor ardiente del desierto de Uzbekistán, algunos cristianos están quebrantando la ley. Su crimen: llevar a cabo una reunión religiosa sin que su iglesia tenga una autorización oficial.

Poco después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, Uzbekistán volvió a reprimir cualquier grupo religioso, considerándolo como una amenaza al poder absoluto del gobierno. Y como resultado, la persecución de cristianos evangélicos se intensificó. En los últimos 8 años, sólo 3 iglesias han recibido un permiso oficial en Uzbekistán.

Los creyentes pertenecientes a la Iglesia Bautista de Uzbekistán se negaron a anotarse en el registro religioso del Estado, razón por la que están siendo arrestados y maltratados psicológicamente en las ultimas semanas.

El 18 de Enero de 2009, Tohar Haydoroy, de 28 años, fue arrestado en la región de Syrdarya, donde le atribuyeron cargos de producción y almacenamiento de drogas. Estos cargos son impuestos a los cristianos y se fundamentan en que ellos supuestamente son fabricantes y distribuidores de drogas. En la estación de policía, Tohar fue obligado, amenazado y persuadido de renunciar a su fe; pero al rehusarse, la policía alegó “que él efectivamente fabricaba las drogas”, y que supuestamente se había hallado en su apartamento más drogas, además de la “encontrada en su bolso”.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar