23 de agosto de 2021

Si has prestado atención a las noticias, probablemente estés al tanto del caos que está teniendo lugar en Afganistán, ya que la incompetencia de la administración Biden se pone de manifiesto durante la retirada de las tropas estadounidenses de esa nación. Después de veinte años de presencia estadounidense en Afganistán, ahora estamos viendo el juicio de Dios derramado sobre ese país como nunca antes lo habíamos visto.

Gayle Williams fue una obrera cristiana de 34 años que sintió el llamado de Dios para servir como voluntaria a niños discapacitados en Afganistán - llevaba ya tres años en esta tarea - y que amaba al pueblo afgano. Gayle, de origen sudafricano, trabajaba con una organización cristiana llamada Serve Afganistán. Debido a las circunstancias extremas de este país musulmán, esta organización evitaba predicar el cristianismo; simplemente - por amor al prójimo - ayudaba desde 1970 a los discapacitados de este país.

Luego de que los Talibán liberaran a los misioneros coreanos que brindaron ayuda en Afganistán, algunos cristianos surcoreanos criticaron la prohibición que estableció su propio gobierno, en cuanto a viajes misioneros al país de Afganistán. Según alegan, esta prohibición limita la libertad religiosa e incita a que extremistas ataquen a cristianos en cualquier parte del mundo.

El 14 de agosto 2007 liberaron a dos mujeres que se encontraban seriamente enfermas. Los 19 rehenes restantes fueron dejados en libertad durante los días 29 y 30 de agosto. En respuesta a la demanda de los secuestradores, el gobierno coreano del sur acordó retirar sus 200 soldados de Afganistán, tal como ya estaba programado, para el fin del año 2007. Además el gobierno coreano convino terminar todo el trabajo misionero en Afganistán.

Un portavoz talibán aseguró este viernes que dos de las dieciocho mujeres del grupo están "gravemente enfermas" y "no pueden caminar", por lo que los secuestradores estarían dispuestos a liberarlas de inmediato a cambio de la excarcelación de dos presos insurgentes. Pasadas 24 horas de esas declaraciones, no han difundido ninguna nueva información al respecto por parte de las delegaciones gubernamentales o de los talibanes.

Según informó el Departamento de Estado sobre Libertad Religiosa de Estados Unidos de Norteamérica, ni una sola iglesia cristiana quedó abierta al público en Afganistán. Esto refleja el estado de la libertad religiosa en este país musulmán diez años después de que Estados Unidos lo invadió para derrocar al régimen de los talibanes islamistas.

La cultura pashtún incluye un alto grado de separación entre hombres y mujeres. Prácticamente todas las casas están rodeadas de muros altos que las hacen parecer pequeños enclaves individuales. Las mujeres se deben quedar dentro de las paredes de su casa y, si salen, tienen que cubrirse completamente con una “burka”.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar