Mientras Kyung-Ja por los repetidos golpes de un garrote, luchaba por mantener la consciencia, escuchó a su carcelera gritar palabras que nunca había oído en sus 56 años de vida: «Biblia», «Dios», «Jesús».

Kyung-Ja entendía que la guardia la había interrogado sobre su último viaje a China y sobre la deserción de su hija a Corea del Sur, pero no podía entender por qué seguía haciendo preguntas extrañas sobre algo llamado «cristianismo».

«La primera vez que conocí el cristianismo fue gracias a mi torturadora», dijo Kyung-Ja.

Las confusas y persistentes preguntas de la carcelera despertaron la curiosidad de Kyung-Ja. En el momento de su detención, no tenía ningún sistema de creencias ni concepto de Dios; pero ahora tenía que saber qué era lo que hacía que algo llamado cristianismo fuera tan peligroso.

Kyung-Ja anteriormente ya había sido detenida dos veces por cruzar ilegalmente a China. Esta vez, sin embargo, fue peor. A diferencia de cumplir solo unos meses de «reeducación» en un campo de trabajo, tuvo que soportar ahora repetidas torturas, muy probablemente a causa de la deserción de su hija.

En Corea del Norte se está incrementando la persecución religiosa a unos niveles tan altos como en la Roma antigua. De la misma manera como los romanos durante los primeros siglos del Cristianismo arrojaban a los Cristianos a los leones por una simple diversión deportiva, se nos informa que los lideres nor-coreanos prefieren juicios sumarios seguidos de un pelotón de fusilamiento o simplemente aplastarles las cabezas a los lideres de las Iglesias clandestinas con el rodillo de una aplanadora. Solamente hay tres Iglesias "legales" en Pyongyang, la capital de Corea del Norte, pero principalmente sirven para dar la ilusión de una libertad de culto que en verdad no existe.

Según informes, el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, ordenó la ejecución de 33 personas por convertirse al cristianismo y por supuestamente recibir dinero del misionero bautista, Kim Jung Wook, de Corea del Sur para abrir 500 iglesias clandestinas (casa -iglesias). Kim Jung Wook fue arrestado en octubre de 2013.

Una fuente no identificada dijo al medio The Chosunilbo que los 33 conversos serán ejecutados en una celda secreta en el Departamento de Seguridad del Estado de Corea del Norte por cargos como, tratar de derrocar el régimen comunista mediante el establecimiento de las iglesias subterráneas.

Medios de contacto

Email: info@lavozdelosmartires.com.ar

Teléfono: +54 11 5235 7165/4766 8676

Facebook: La Voz de los Mártires Argentina

Contáctanos

Nombre y Apellido
Teléfono
Email
Asunto
Comentarios

 

Si solicita la suscripción a noticias por Whatsapp, no olvide completar el campo de Celular, incluyendo sú código de país y código de área.

©2022 La voz de los Mártires

Buscar