Un grupo de militantes islamistas atacó a un grupo de unos 500 cristianos nigerianos de origen musulmán, quienes se habían reunidos en un determinado lugar por motivos de seguridad después de haber sufridos una serie de ataques de Boko Haram. La mayoría pudo escapar, pero 76 hombres, mujeres y niños fueron atrapados y llevados cautivos.

Fueron llevados a un campamento de los terroristas de Boko Haram donde fueron torturados.

El día 17 de julio un grupo de asaltantes armados con machetes atacaron la iglesia del pastor Nuhu Dawat en el pueblo de Mazah, asesinando a machetazos a su mujer, dos hijos y un nieto. 
«Lo dejo todo el juicio en las manos de Dios», dijo entre sollozos el pastor, único superviviente del ataque, porque logró esconderse tras huir corriendo. Este año ya son cientos las víctimas de la violencia religiosa que asola el estado nigeriano de Plateau. 

Militantes islamistas de la ciudad de Maiduguri en el estado norteño de Borno, enviaron  tres cartas amenazando con atacar a los miembros de una iglesia, aumentando de esta manera aún más las tensiones, ya que el año 2006 en esa zona, 50 cristianos fueron asesinados y 57 iglesias destruidas. Líderes de la Asociación Cristiana de Nigeria dijeron que las cartas fueron dejadas en distintos días en la Iglesia de los Hermanos, que está ubicada en el área Polo de Maiduguri y que tiene 3.000 miembros. Las mezquitas hicieron un llamado a la “oración” a las 11 de la noche del 9 de octubre 2007 y a la una de la madrugada del día siguiente.

10.6.06 

En el tiempo de los disturbios provocados por los dibujos de Dinamarca, 30 iglesias fueron destruidas durante el mes de febrero de 2006 en el estado Borno, en el norte de Nigeria, y 1.000 cristianos asesinados por turbas musulmanas. A muchos pastores se les ha prohibido predicar y otros fueron arrestados por la policía la cual está cooperando, en definitiva, con los islámicos.

Durante los últimos 20 años miles de iglesias y casas pastorales han sido destruidas en el norte de Nigeria.

Un total de 14 cristianos fueron asesinados en el estado central de Benue, Nigeria, durante los ataques que militantes musulmanes hicieron a las aldeas de Chilakera e Imbufu, el 10 de abril de 2005. Un oficial del gobierno local, Tsenongo Abancha, dijo a Compass que las tensiones entre las dos comunidades religiosas aumentaron debido a la violación de una estudiante cristiana a manos de dos hombres musulmanes. “Esta chica no sólo fue violada, sino asesinada por envenenamiento, el 17 de marzo,” dijo Abancha.

Después de más de dos años de haber sido secuestradas por el grupo islámico Boko Haram en el pueblo de Chibok (ver nota abajo), en Nigeria, el día 13 de octubre de 2016, 21 niñas fueron liberadas y se reunieron con sus familiares.

Tres días más tarde, durante una ceremonia durante la cual se realizó el reencuentro con los familiares de las 21 niñas, que se celebró en Abuja, la capital nigeriana, una de las niñas, Gloria Dama, contó cómo sobrevivió sin comer por 40 días y cómo se salvó de la muerte por muy poco, al menos en una ocasión.

Nuestros hermanos en Nigeria se congregan a pesar del peligro de muerte. “Esta puede ser nuestra última reunión”; frases como ésta son las que expresan decenas de cristianos quienes a pesar de las amenazas del terrorismo, no dejan de asistir a los servicio y adorar a Dios.

Las autoridades recomiendan a las iglesias a restringir sus días de reunión para resguardar la seguridad de los ciudadanos. Nigeria es uno de los países del continente africano con mayor población cristiana. Los entes de seguridad afirman que es imposible proteger a todas las iglesias.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, recientemente ha aprobado una ley que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que será castigado con 14 años de prisión para cada miembro de la “pareja”.

Además, cualquier persona que muestre en público, de forma directa o indirecta, una relación homosexual será condenada a diez años de cárcel, según la nueva legislación.

Más cristianos han perdido su vida en dos recientes incidentes en estados norteños predominantemente musulmanes.

En el primer incidente, ocurrido el 25 de Noviembre de 2012, al menos once personas fueron asesinadas cuando terroristas suicidas atacaron la Iglesia Protestante St. Andrew ubicada en el interior de un cuartel militar en Jaji, en el estado de Kaduna. Inicialmente, un bus-bomba fue conducido y detonado contra el muro de la iglesia.

Esta masacre del día 1º de octubre de 2012 costó la vida de más de 40 estudiantes cristianos. Sucedió en la Universidad Federal Politécnica en la ciudad de Mubi, en la remota provincia nororiental de Adamawa.

Los atacantes estaban separando a los estudiantes cristianos de los musulmanes, preguntando a cada uno por su primer nombre, ya que dado que por los típicos nombres islámicos o cristianos pudieron distinguir quiénes no eran musulmanes. Luego separaron a los estudiantes cristianos, exigiéndoles que se conviertan al islam o sino, serían ejecutados.

Manifestantes musulmanes mataron a más de 300 cristianos y quemaron más de 200 iglesias en un nuevo ataque que se inició el lunes 18 de abril 2011, en respuesta a la reelección de Jonathan Goodluck, - un cristiano - como presidente de Nigeria, con el 57 % de los votos. Los manifestantes destruyeron incluso las viviendas de muchos musulmanes que apoyaron a Goodluck.

Estos atacantes musulmanes alegan que las elecciones estuvieron arregladas y que el general Muhammadu Buhari, el candidato presidencial de los musulmanes, sería el ganador legítimo, aunque sólo obtuvo el 31 % de los votos. Sin embargo, observadores imparciales han señalado a esta elección como la más justa de las últimas décadas.

El norte de Nigeria es en su mayoría musulmán y el sur principalmente cristiano. Más o menos por el centro de este país africano corre una línea divisoria invisible. En gran parte del norte, donde el Islam toma cada vez más fuerza, ya rige la sharia, es decir, la ley islámica. La ciudad de Jos en el estado de Plateau - donde el 28 y 29 de noviembre de 2008 irrumpieron estos graves actos de violencia - se encuentra justo en esta línea divisoria; y es allí donde viven más o menos igual cantidad de musulmanes y cristianos.

Seis pastores muertos fue el saldo de los motines provocados por ataques de musulmanes contra cristianos y sus propiedades.

Sucedió el día 2 de febrero 2008 en Yana, estado de Bauchi, en el norte de Nigeria. En la tarde de ese día, una muchacha cristiana de nombre Paciencia Yusuf fue visitada por un hombre musulmán desconocido. Este hombre le expresó que deseaba hacer amistad con ella para luego casarse. Paciencia se negó a este pedido. El hombre le suplicó usando las palabras siguientes: "en el nombre del Alá y de su profeta Mahoma", para que ella fuera su novia. Paciencia de nuevo rechazó este pedido contestándole: "Estás suplicando en el nombre de una persona que no conozco. A Jesús lo conozco, pero a Mahoma no lo conozco".

Varios niños de padres cristianos en la ciudad de Sokoto, en Nigeria del norte, han sido secuestrados y obligados a convertirse al Islam. He aquí el caso de Victor Udo Usen, un muchacho de 13 años que desapareció en noviembre de 2006:  En febrero de 2007, la madre del muchacho oyó que este había sido visto en una casa Musulmana cercana. De inmediato se dirigió al lugar y efectivamente encontró a Victor allí. Mas cuando intentó llevárselo, sorpresivamente fue rodeada por una muchedumbre Musulmana. 

Una revuelta musulmana el día 28 de septiembre de 2007 en el estado norte de Kano, finalizó dejando 10 cristianos muertos y nueve iglesias destruidas, además de 61 cristianos heridos y más de 500 que tuvieron que fugarse de la zona a causa del disturbio que fue provocado por estudiantes musulmanes del Colegio Gubernamental -Tudun Wada Dankadai (escuela secundaria pública), quienes aseguraron que un alumno cristiano había dibujado una caricatura del profeta Mahoma, en la pared de la mezquita del colegio.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar