Publicado el Miércoles 13 febrero 2008 por diarioberea

KAMPALA, Uganda (Mundo Cristiano / ACPress.net) Uganda se ha transformado en un ejemplo de combate a la mortal enfermedad del SIDA. Tanto científicos como políticos están sorprendidos con la reducción en la cantidad de infectados, por lo que Uganda se ha convertido en un modelo para el mundo sobre cómo vencer el SIDA. El Evangelio tiene que ver con este hecho.

Área: 447.400​ km²

Población: 32.121.000 habitantes (estimado en 2016); densidad: 70,3 hab./km²

Distribución étnica: Los uzbecos son el grupo étnico dominante. Otros grupos étnicos incluyen a los rusos (5,5 %), tayikos (5 %), coreanos (4,7 %), kazajos (3 %), karakalpacos (2,5 %) y tártaros (1,5 %).

Lenguas: El uzbeko es el idioma estatal oficial; no obstante, el ruso es la lengua oficial de facto para la comunicación interétnica, incluido gran parte de uso cotidiano en el comercio y gobierno.

Religiones: La nación es 88 % musulmana sunita, 9 % cristiana ortodoxa oriental y el 3 % sigue otra religión.

Tipo de gobierno: República presidencialista

Capital: Taskent

Población por debajo del nivel de pobreza: 14% (2018)

El 30 de septiembre de 2018, aproximadamente 20 oficiales de policía allanaron un lugar de reuniones cristianas en el norte de Uzbekistán. Registraron el edificio y filmaron a los presentes. Los oficiales también habían traído a cuatro mujeres no identificadas que comenzaron a empujar a la gente, metiendo sus manos en las bolsas de las mujeres presentes y robando cuanto quisieron. A pesar de las protestas, la policía no detuvo sus acciones.

Como parte de la requisa, que se realizó sin orden judicial, los funcionarios confiscaron numerosos artículos, incluidos equipos de sonido, libros y una computadora. Después de más de dos horas de hostigamiento, los cristianos fueron obligados a subir a un autobús y llevados a una estación de policía para interrogarlos.

Cuatro cristianos bautistas en la ciudad de Karshi, en el sur de Uzbekistán (país asiático que formaba parte de la ex Unión Soviética), han sido castigados después de reunirse sin permiso oficial. Un miembro de la iglesia, Nabijon Bolikulov, fue encarcelado durante cinco días, y otros tres se enfrentaron a multas. En su fallo, el juez no especificó qué parte de la ley los creyentes habían violado.

Luego de una asalto por parte de la policía a una iglesia bautista seis hermanos fueron detenidos y multados además de que quemaron Biblias e himnarios, en Uzbekistán, país de Asia Central. 

La acción contra los bautistas fue “por participar en una comunidad religiosa no registrada”. Las multas impuestas eran 45 veces el salario mínimo y consideradas muy altas para este país, que formó parte de la Unión Soviética antes de separarse durante el colapso del comunismo.

Cristianos en una remota población de Uzbekistán son golpeados, públicamente humillados y expulsados de sus hogares y lugares de trabajo por haberse convertido a Cristo. Un Caudillo fuerte del lugar, de nombre Tokhtabay Sadikov, esta orquestando una dura oposición a la pequeña congregación en Janbashkala, una villa cercana a  Turtkul, en el suroeste de Uzbekistán; Sadikov está presionando a la policía local, a los funcionarios públicos, a la oficina del fiscal, a la policía secreta y a los clérigos musulmanes para que impongan medidas de castigo a cada habitante que haya "abandonado la fe musulmana de sus padres".

El corresponsal de Asia central para "Forum 18 news service", Igor Rotar, fue detenido por 2 días en el aeropuerto de Tashkent y finalmente fue deportado el 13 de agosto. Todo comenzó cuando Rotar, ciudadano ruso, arribo a Uzbekistán, el 11 de Agostode 2005, y su nombre apareció en una lista de personas indeseables para el Servicio de Seguridad Nacional (NSS); Previamente se le había permitido entrar al país, cuando autoridades de frontera se contactaron con el NSS. Esta vez, sin embargo, fue detenido y no se le permitió cruzar la frontera.

Oremos por los ocho cristianos en Uzbekistán que han sido castigados en los últimos meses por tener literatura religiosa en sus casas.

Siete de ellos - Aleksandr Ko, Bakhtiyor Odinayev, Andrei Serin, Mahmud Hakimjanov, Shamsiddin Begmatov y Pastor Dmitri Butov y su esposa Svetlana Butova - fueron gravemente multados por la "producción, almacenamiento o importación ilegal a Uzbekistán de materiales religiosos, con la intención de su distribución o distribución reallizada por personas físicas”.

En el país de Uzbekistán en Asia Central, las iglesias están creciendo, pero la presión del gobierno en su contra también se está incrementando. Y a pesar de todo esto, los cristianos Uzbekos siguen firmes en su fe. Por ejemplo, en la zona del calor ardiente del desierto de Uzbekistán, algunos cristianos están quebrantando la ley. Su crimen: llevar a cabo una reunión religiosa sin que su iglesia tenga una autorización oficial.

Poco después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, Uzbekistán volvió a reprimir cualquier grupo religioso, considerándolo como una amenaza al poder absoluto del gobierno. Y como resultado, la persecución de cristianos evangélicos se intensificó. En los últimos 8 años, sólo 3 iglesias han recibido un permiso oficial en Uzbekistán.

Los creyentes pertenecientes a la Iglesia Bautista de Uzbekistán se negaron a anotarse en el registro religioso del Estado, razón por la que están siendo arrestados y maltratados psicológicamente en las ultimas semanas.

El 18 de Enero de 2009, Tohar Haydoroy, de 28 años, fue arrestado en la región de Syrdarya, donde le atribuyeron cargos de producción y almacenamiento de drogas. Estos cargos son impuestos a los cristianos y se fundamentan en que ellos supuestamente son fabricantes y distribuidores de drogas. En la estación de policía, Tohar fue obligado, amenazado y persuadido de renunciar a su fe; pero al rehusarse, la policía alegó “que él efectivamente fabricaba las drogas”, y que supuestamente se había hallado en su apartamento más drogas, además de la “encontrada en su bolso”.

Área: 916.445 km²

Población: 31.828.000​ habitantes (estimado en 2018); densidad (est.): 33,7 hab./km²

Lenguas: principalmente el español y algunos idiomas indígenas hablados por minorías

Religiones: Los cristianos conforman más del 80% de la población. Entre éstos, aproximadamente un 71% se identifican como católicos. Alrededor de un 17% pertenecen a las iglesias evangélicas, la Iglesia anglicana y a otros grupos protestantes como los Testigos de Jehová, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Existen también comunidades pequeñas de cristianos ortodoxos. Un 2% de los venezolanos son miembros de otras religiones como el islam, el hinduismo, el budismo y el judaísmo. Los practicantes de religiones con raíces prehispánicas representan otro 2% de la población. Los ateos son un 2% de los venezolanos, mientras que los agnósticos son el 6%.

Tipo de Gobierno: República federal presidencialista

Capital: Caracas

Población por debajo del nivel de pobreza: 19,7% (2018)

Tribu indígena en la Amazonia / National Geographic

Los indígenas afectados elogian la labor de los misioneros cristianos y lamentan su expulsión de sus territorios que fueron tomados por extremistas ideológicos que abusan de ellos.

Siempre cuando Dios es echado de un lugar, entra el enemigo. Cuando la Iglesia llega, en el nombre de Jesucristo, la luz y la verdad comienzan a cambiar todo, porque «La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella (Juan 1:5).» Esto, además de ser una verdad eterna, es perfectamente comprobable en el mundo terrenal.

En Venezuela desde hace dos décadas existe una pugna por sacar a Dios de la nación para instalar religiones afroamericanas idolátricas y perjudiciales en lo moral, que atentan contra las buenas costumbres. Esta importación de creencias y superchería es una de las principales causas por el declive del otrora país pujante y en vías de desarrollo. La santería e idolatría en todas sus expresiones traen maldición, atraso, miseria y ruina a las personas, familias y naciones.

Existe también un sincretismo entre ciertas ideologías políticas y las tinieblas, son socias, caminan de la mano para los fines que buscan. De igual manera existen facciones religiosas terroristas que combinan creencia e ideología política para la subyugación del prójimo y la obtención del dominio social y territorial. En Venezuela se han conjugado ambos casos, para la calamidad de su población en general.

Por un lado, vino el ataque ideológico-religioso contra todo lo que tiene que ver con el Señor Jesucristo y su Iglesia; y por el otro, grupos guerrilleros-ideológicos tomaron regiones fronterizas de Venezuela para la explotación, a toda costa, de los recursos minerales y sus habitantes. A manos de ambos sufrieron las iglesias y misioneros cristianos que trabajaban en esas regiones del país. En ambos casos el Estado ha actuado de manera negligente y hasta en complicidad, porque los mueve el mismo perverso interés.

La primera agresión fue contra los misioneros de la Misión Nuevas Tribus, a quienes expulsaron de territorios indígenas venezolanos, acusándolos de ser «espías de la CIA» y de ser «un ente transculturizador». De igual manera actuaron contra otros misioneros e iglesias que venían trabajando en diferentes etnias de Venezuela. El resultado: explotadores de los minerales, de religión musulmana y con tendencia extremista, están islamizando a los indígenas cambiándoles el vestuario, la cultura y costumbres por las que dicta el Corán. Ante eso ha habido un gran silencio.

La segunda agresión, la denuncia el ex diputado Juan Francisco García Escalona, al señalar que integrantes de la guerrilla colombiana de las FARC y el ELN, en la frontera del estado Apure, abusan sexualmente de niñas y esclavizan a los adultos de las comunidades indígena; Se aprovechan sexualmente de las niñas indígenas de 10 y 11 años en adelante, dijo.

García Escalona aseguró igualmente que «la situación de los indígenas es alarmante. Aparte de ser esclavizados para las actividades propias del contrabando de gasolina, drogas y comida, muchos están desnutridos y se mueren de hambre o por enfermedades como la malaria»; cosa que casi no sucedía cuando los misioneros cristianos trabajaban en las zonas indígenas, pues hasta de avionetas disponían para el traslado de alimentos, medicinas y enfermos a los centros asistenciales de ciudades cercanas, logrando así salvar muchas vidas. La población indígena nunca fue explotada de ninguna manera, por parte de los que sirvieron durante décadas por mandato divino y por amor. 

El ex diputado denunció que ningún ente gubernamental interviene para frenar estos atropellos, por lo que «las comunidades indígenas en Apure están totalmente abandonadas. Las comunidades indígenas no cuentan con ningún tipo de atención. Las sedes del Ministerio Indígena y del Instituto Regional son ruinas con vehículos que son chatarras». 

Solo en el estado Apure viven alrededor de 16.000 indígenas distribuidos entre cinco etnias: pumé, hivi, capuruchanos, guahibos y yaruros; sin incluir los de los estados Amazonas, Delta Amacuro, Bolívar y Zulia, todas regiones fronterizas de Venezuela donde se asientan estos grupos extremistas ideológicos para explotar las riquezas y a su población. 

Cuando se logra hablar con los indígenas afectados, estos sin titubear elogian la labor de los misioneros cristianos (portadores de la luz y la verdad) y lamentan su persecución y expulsión, porque sus territorios han sido tomados por extremistas ideológicos (representantes de las tinieblas) que imponen, atropellan, violentan y abusan de ellos.

El Estado venezolano permitió el remplazo de los misioneros cristianos por los extremistas, esa es una verdadera catástrofe que está causando hoy estragos entre la población indígena y general de los estados fronterizos, de la de por sí atribulada Venezuela. 

Oremos para que Dios dé fortaleza y estrategias a los misioneros cristianos y que ellos puedan volver a misionar en las poblaciones indígenas.

Oremos por estos pueblos indígenas que están siendo explotados, para que Dios tenga misericordia de ellos, y que a pesar de su tribulación puedan recibirlo Él en sus corazones.r

Oremos para que se pueda levantar un pueblo cristiano firme, que no se achique ante las adversidades que aún se avecinan.  

El que oprime al pobre afrenta a su Hacedor; Más el que tiene misericordia del pobre, lo honra (Proverbios 14:31).

Fuente: evangelicodigital; Redacción: VM-Ar 

Para comentarios y sugerencias, puede escribirnos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La iglesia de Venezuela se ha dividido por causa de la política. Unos son del oficialismo, apoyando al presidente Chávez, y otros son de la oposición. Esto se ha transformado en una constante y triste lucha. El oficialismo lucha fuertemente contra los líderes de las iglesias que no están de acuerdo con la línea de ellos, al igual que en la política. Los que están en el poder, así como aquellos que están a favor del poder existente, son los que están bien; los líderes cristianos que están en desacuerdo, están pasando duras pruebas para mantenerse en el ministerio.

El pueblo de Venezuela se encuentra en un estado deplorable. El Presidente Hugo Chávez ya no está para ser visto en público. Se sabe que el mandatario está muy enfermo, y nadie sabe lo que en realidad está pasando. Algunos incluso dicen que ya ha muerto, otros dicen que se halla en coma y que morirá pronto, etc. En Venezuela reinan el caos y la violencia, y el pueblo tiene un miedo increíble al futuro.

Área: 331.210 Km²

Población: 91.519.289 habitantes; densidad: 246 hab./km²

Distribución étnica: Kinh (Viet) 86.2%, Tay 1.9%, tailandés 1.7%, Muong 1.5%, Khome 1.4%, Hoa 1.1%, monja 1.1%, Hmong el 1%, otros 4.1% (censo 1999)

Lenguas: Vietnamita (idioma oficial), inglés, francés, chino y khmer; idiomas del área de la montaña (lunes-khmer y malayo-polynesian)

Religión: Budista: 9.3%, católica: 6.7%, Hoa Hao: 1.5%, Cao Dai: 1.1%, protestante: 1.5%, musulmana: 0.1%, ninguno 80.8% (censo 1999)

Tipo del gobierno: Republica socialista con economía de mercado

Capital: Hanoi

Población debajo del nivel de la pobreza: 11,3% (2018)

Los cristianos en Vietnam han seguido enfrentando discriminación, rechazo y acoso por su fe. Dos adolescentes, Giang* y Huy*, han enfrentado persecución por medio de sus familias por elegir seguir a Cristo. Hace un año, Thao*, un colaborador de La Voz de los Martires, viajó a la aldea de estos niños para compartir el Evangelio. Thao conoció a Giang, de 16 años y a Huy, de 15, y los llevó a Cristo.

Luego los padres de Giang, después de golpearlo varias veces con la esperanza de que renunciara a su nueva fe, lo expulsaron de la casa y le prohibieron regresar. Giang no tuvo más remedio que hacer una pequeña cabaña para quedarse ahí. Al enterarse de esta situación, Makaio*, un pastor vietnamita apoyado por VM, fue y llevó a Giang a casa para vivir con su familia.

En una situación similar a Giang está el joven Huy, que vivía con sus abuelos. Su abuelo practicaba la brujería, y Huy había sido a menudo acosado y golpeado por sus dos tíos desde que aceptó a Cristo. La familia de Huy quemó todas sus pertenencias, incluyendo su ropa, libros y cuadernos. Recientemente, se vio obligado a abandonar su hogar y también fue acogido por la familia del pastor Makaio. Gracias a los colaboradores del ministerio, se ha podido enviar fondos al pastor Makaio para comprar dos bicicletas, ropa y otras necesidades para los dos niños.

El pastor Makaio fue a hablar con las familias de Giang y Huy, con la esperanza de que consideraran llevarse a los niños de regreso. Afortunadamente, los abuelos de Huy acordaron permitirle regresar a casa con la condición de que les demostrara que el cristianismo es una buena religión. Agregaron que hasta ahora, solo han escuchado cosas malas sobre el cristianismo, pero que considerarán seguir a Cristo si ven cosas buenas provenientes de la decisión de Huy.

Desafortunadamente, los padres de Giang rechazaron la solicitud del pastor Makaio. Se han negado a permitir que su hijo regrese a menos que acepte dejar de seguir a Cristo. Los padres de Giang también le dijeron al pastor Makaio que lo responsabilizarán si Giang se convierte en una mala persona.

Como el pastor Makaio vive demasiado lejos de la escuela de Giang, ha hecho arreglos para que Giang viva con uno de los otros miembros de la iglesia para que pueda continuar creciendo en Cristo y asistir a la escuela.

 

Oremos por los abuelos de Huy, que están abiertos a seguir a Cristo si ven un cambio positivo en la vida de Huy.

Oremos por los padres de Giang, para que sus corazones se ablanden hacia su hijo y que estén abiertos a escuchar de él acerca de Jesús.

Oremos para que estos jóvenes sean continuamente alentados y fortalecidos a medida que buscan difundir el Evangelio y edificar a otros creyentes.

 

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. (Mateo 5:11)

 

Fuente: VM-Canadá; Editado: VM-Ar 13.9.2022

El hermano Trai y su familia han sido acosados repetidamente por las autoridades locales en un intento de obligarlos a renunciar a su fe en Cristo. Trai y su familia se han mantenido firmes y se han negado a renunciar a Jesucristo.

La semana pasada, las autoridades llegaron a la casa de Trai para seguir interrogándolo. Fue acosado y amenazado hasta altas horas de la noche y, una vez que las autoridades se fueron, Trai tuvo una noche de sueño inquieto.

Tal vez debido al estrés sobrevenido durante su interrogatorio, el hermano Trai falleció trágicamente en las primeras horas de la mañana siguiente. Trai deja su esposa y cuatro hijos, dos de los cuales aún viven en la casa.

Las autoridades impidieron que muchos miembros de la iglesia de Trai asistieran a su funeral. Afortunadamente, un pequeño número de hermanos logró estar presente, lo que fue un consuelo para la familia de Trai.

Vietnam tiene un gobierno comunista represivo que restringe activamente a los cristianos de muchas maneras. Aunque el culto cristiano es técnicamente legal, el gobierno ve a los cristianos y a las iglesias como una amenaza a su poder y control. Lamentablemente, la persecución y el acoso que enfrentan familias como la de Trai se están volviendo demasiado común.

La Voz de los Mártires a nivel internacional responde a la persecución en Vietnam, y también en  muchos otros países, proporcionando fondos de emergencia a las familias perseguidas. También se distribuye Biblias a los cristianos de diferentes tribus y proporcionan herramientas de ministerio para los obreros de primera línea. Únase a nosotros en la oración por estos creyentes.

Oremos por la familia del hermano Trai para que experimenten la paz y el consuelo de parte de Jesucristo.

Oremos para que los creyentes se mantengan firmes mientras enfrentan la persecución, el rechazo familiar, y aun desalojos y golpes.

Oremos por los obreros de primera línea que distribuyen Biblias en las áreas controladas por el gobierno comunista.

Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en Jehová su Dios,  el cual hizo los cielos y la tierra,  el mar, y todo lo que en ellos hay;  que guarda verdad para siempre, que hace justicia a los agraviados, que da pan a los hambrientos. Jehová liberta a los cautivos; Jehová abre los ojos a los ciegos;  Jehová levanta a los caídos; Jehová ama a los justos. (Salmos 146:5-8)

Fuente: VM-Australia, 17.8.2022; Editado: Vm-Ar 22.8.2022

Para mas noticias sobre Vietnam: https://lavozdelosmartires.com.ar/site/index.php/noticias/noticias-por-pais/162-vietnam

Para comentarios y sugerencias, puede escribirnos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

20.1.07

En Vietnam, la policía irrumpió en la Iglesia Menonita y en la residencia del pastor Nguyen Hong Quang, a las 8:30 de la mañana del día 9 de enero 2007, dispersando una reunión de oración y arrestando a 17 personas, entre los cuales se encontraban el hijo del pastor de nombre Huy, de 12 años, su anciana suegra, otro niño, Truc, de la misma edad de Huy, y una mujer identificada como Thuong, que en ese momento tenía cinco meses de embarazo. Algunos de los detenidos fueron golpeados. Todos fueron liberados a las 17:30 horas del mismo día, luego de que los oficiales demolieran una parte de la iglesia que a la vez servía de residencia para la familia pastoral.

4.11.06

Las autoridades de Vietnam dieron aviso a la Embajada de los Estados Unidos, en Hanoi, que 18 iglesias vietnamitas fueron inscritas en el registro de culto; sin embargo no informaron a estas iglesias. Algunos observadores creen que esto indica que las autoridades de Vietnam han redoblado sus esfuerzos para convencer a los Estados Unidos de mejoras en su ejercicio de los derechos de libertad religiosa, mientras se acercan dos decisiones estadounidenses claves. Los Estados Unidos pronto decidirán si se va a incluir a Vietnam entre la lista de los peores violadores de la libertad religiosa. Además es inminente la votación en el congreso estadounidense sobre una relación normal y permanente de comercio con Vietnam.

31.8.06

La liberación de la prisión del reconocido líder cristiano de la tribu de los Hmong, Ma Van Bay, programada para el 2 de septiembre, fue considerada por un activista de los derechos humanos, como un simple “ejercicio de propaganda”, ya que tiene el único propósito de dar la apariencia de una libertad religiosa que en realidad no existe. Según representantes de la mayoría de los evangélicos en Vietnam – los cuales no son reconocidos, y en consecuencia "ilegales" – pese a haber eventuales y modestos avances, todavía no hay una clara indicación de un mejoramiento importante en cuanto a la libetad de religión.

Buscar