Apologética

La ira es definida como “la respuesta emocional a la percepción del mal y la injusticia,” con frecuencia traducido como “enojo,” “indignación,” “cólera,” o “irritación.” Tanto los humanos como Dios expresan la ira. Pero hay una gran diferencia entre la ira de Dios y la ira del hombre. La ira de Dios es santa y siempre justificada; la del hombre nunca es santa y rara vez justificada. 

Richard Wurmbrand

El nacimiento de Jesús

El hombre marca las fechas basándose en el nacimiento de Cristo. Si lees de un evento que sucedió en 1812 o en 1971, eso quiere decir que ocurrió ese número de años después de que Jesús nació. No obstante la historia comenzó mucho antes de su nacimiento, ¿Por qué pues fue su venida al mundo de tanta importancia como para empezar a contar los años a partir de su nacimiento? ¿Quién es jesucristo?

Gonzalo Báez-Camargo

Los discípulos de Jesucristo fueron llamados primeramente cristianos en Antioquia según el bien conocido pasaje de Hechos 11.26. Es cosa notable que en el Nuevo Testamento sólo tres veces se emplea el nombre cristiano. Las otras dos menciones son en  Hechos 26.28, en que Agripa dice al apóstol Pablo: “Por poco me persuades a ser cristiano” y en 1 Pedro 4.16, en donde este apóstol conforta a quien padece “como cristiano”. A los discípulos de Cristo se les llamó en un principio "los del Nombre” y “los del Camino”. El primero de los calificativos quizá se les dio porque se bautizaban “en el nombre de Cristo” o porque invocaban el Nombre de Cristo.

Temática: estudio sobre el Espíritu Santo

Según enseñó Jesucristo, todos los creyentes pueden recibir el bautismo en o con el Espíritu Santo. Esta era una experiencia normal y común entre los seguidores del Señor a partir del Pentecostés (Hechos 2). El bautismo proporciona una investidura de poder para la vida y el servicio por medio de los dones espirituales (Lucas 24:49; Hechos 1:4, 8; 1 Corintios 12:1–31). Esta experiencia es distinta a la del nuevo nacimiento y subsiguiente a éste (Hechos 8:12–17; 10:44–46; 11:14–16; 15:7–9).

por David Cloud, 9. 10. 2012

La profecía bíblica describe a un hombre poderoso que gobernará el mundo durante un breve período antes del regreso de Cristo. Es llamado por muchos nombres, entre ellos “el Anticristo”, “el Hombre de Pecado”, “el cuerno pequeño”, “la bestia”, “el Hijo de Perdición”, y “aquel inicuo”.

"1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón." (1 Tes. 5:1-4).

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar