El mundo cristiano fue conmovido por lo que sucedió el día 18 de abril de 2007 en Turquía. Tres cristianos que trabajaban en una casa distribuidora de Biblias, en la ciudad turca de Malatya, fueron brutalmente asesinados por musulmanes fanáticos. Dos de las victimas, Necati Aydin, pastor protestante de 35 años y Ugur Yuksel eran turcos que se habían convertido a Cristo. El tercero era un misionero alemán, de nombre Tilmann Geske, que vivía en Turquía desde hace 10 años. Su ahora viuda esposa, Susana, declaró que a pesar de lo sucedido ha perdonado a los asesinos, y que quería seguir viviendo junto con su tres hijos en Malatya.

A principios del mes de noviembre de 2006 un fiscal turco impuso cargos criminales contra dos convertidos al cristianismo , acusándolos de “insultar sentimientos turcos”, incitar el odio contra el Islam y obtener secretamente datos privados sobre ciudadanos para un curso bíblico de correspondencia. Hakan Tastan, de 37 años, y Turan Topal, de 46, se añadieron a las filas de otros 97 ciudadanos turcos llevados a las cortes en los últimos 16 meses por supuestas violaciones al controvertido Artículo 301 del país, el cual restringe la libertad de expresión.

4 de Mayo de 2006: 

Por medio de hermanos que se encuentran en Estambul)*, recibimos las siguientes informaciones:

Hace dos semanas La Fundación de Iglesias Protestantes de Estambul en Eskishehir recibió una carta de parte de las autoridades de Eskishehir anunciando que derrumbarán  el edificio de la iglesia en tres días,  acusando a la iglesia de haber hecho modificaciones al edificio sin permiso del ayuntamiento.  

Cinco jóvenes atacaron y amenazaron con matar a un líder de la iglesia evangélica de Adana, la cuarta ciudad más grande de Turquía, después de la reunión del domingo 8 de enero de 2006. Kamil Kiroglu, de 29 años, fue golpeado hasta perder la conciencia al salir del recinto de su iglesia, cerca de las 5 de la tarde. "Ellos trataban de forzarme a negar a Jesús", dijo Kiroglu. "Pero cada vez que me insistían que yo negara a Jesús y que me hiciera musulmán, yo decía, 'Jesús es el Señor'. Cuanto más yo decía 'Jesús es el Señor', más me golpeaban." Portando un largo cuchillo, uno de los asaltantes no identificados amenazó con matar a Kiroglu si este se negaba a renunciar a su fe cristiana y no retornaba al Islam.  

Fuente: Compass 

Con escenas dramáticas, el viernes 15 de julio de 2016 por la noche, sectores del ejército turco anunciaron un golpe de estado "para volver a instalar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades; para asegurar que el estado de derecho reine una vez más en el país, a fin que la ley y el orden sean reinstalados". En cuestión de horas, 104 de los conspiradores y al menos 161 civiles perdieron la vida, y se estima que 1.400 personas resultaron heridas. El golpe fracasó porque el presidente Erdogan pudo conseguir que casi de inmediato decenas de miles de sus partidarios salieran a las calles para oponerse a los militares rebeldes.

El lunes 13 de abril 09, dos años después del asesinato de tres cristianos en la ciudad de Malatya, en el sureste de Turquía, los abogados descubrieron información importante en una audiencia jurídica. Esta información es acerca del papel que las fuerzas de seguridad locales jugaron en la masacre. Esta era la audiencia decimosexta por el caso del asesinato, y tuvo lugar en la 3ra Corte Criminal de Malatya. Los abogados de los querellantes llamaron a un número importante de testigos que incluía a Mehmet Ulger, un comandante de la guardia civil en la provincia de Malatya al tiempo cuando ocurrió esta masacre, el fue arrestado el pasado 12 de marzo por presuntas conexiones con una conspiración política.

Aunque el presidente turco, Abdullah Gul, declarara a principio del mes de octubre 07, que los cristianos en Turquía no son blanco de agresión, los cristianos turcos protestantes reportaron un aumento en los ataques y amenazas recientemente. Desde que dos convertidos cristianos turcos y un cristiano alemán fueron torturados y asesinados en la Casa de Publicaciones Zirve en Malatya el 18 de abril, las amenazas han aumentado. El director de Radio Shema, emisora cristiana, Soner Tufan, dijo que desde los asesinatos en Malatya, al menos tres veces al mes, unos hombres han llegado hasta la puerta de la emisora para amenazar a los empleados.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar