Los cristianos iraníes son testigos de un movimiento de las iglesias clandestinas que más rápido crecen en el mundo. Sin embargo, junto con este crecimiento exponencial, están los fuegos de la persecución intensa. Cualquier forma de evangelismo practicada por los cristianos es considerada ilegal y, por lo tanto, incluso puede llevar a la pena de muerte. La fe en Cristo tiene consecuencias graves y los conversos del islam enfrentan arrestos y detenciones arbitrarias. Además, a menudo se ven presionados a dar información sobre otros cristianos.

Dos iraníes que se habían convertido del islam al cristianismo fueron apuñalados por hombres enmascarados en la ciudad Haugesund, en Noruega. 
El ataque ocurrió en la noche del día 17 de enero 2012, cuando los dos cristianos iraníes daban un paseo en Haugesund. Fueron atacados repentinamente por tres personas enmascaradas y armadas con cuchillos. Durante el incidente los atacantes gritaron repetidamente "kuffar", que es un término árabe de abusos contra los “infieles”.

Once cristianos iraníes, arrestados en el mes de abril 2011, fueron llevados a los tribunales por haber tomado vino con motivo de la cena del Señor, mientras participaban de una reunión de una iglesia de hogar. Por ello fueron acusados de "actuar contra el orden [islámico] del país". El grupo fue llevado ante el Tribunal Revolucionario de Bandar Anzali el día 10 de mayo 2011, donde su abogado hizo una declaración en su defensa.

El juez confirmó la declaración del abogado defensor respecto a que participaron de una ceremonia religiosa, por lo que no encontró evidencias que apoyen la acusación de que habían estado actuando contra la seguridad nacional o el orden del país.

Estas fueron las palabras del presidente de Irán, Ahmadinejad, durante un discurso que brindara en la conmemoración del 31 aniversario de la Revolución Islámica de 1979, el día más importante del calendario político de Irán. Fomentando un espíritu nacionalista en las masas, el mandatario comunicó al pueblo iraní que ya contaban con uranio enriquecido al 20% y que nadie detendría al país en su desarrollo nuclear; aunque mencionó que si todavía no habían hecho más, no era porque no pudieran, sino porque no habían querido hacerlo.

Los líderes iraníes de iglesias de hogar que habían sido arrestados por evangelizar, luego del allanamiento coordinado en cuatro ciudades, (vea la noticia de abajo), fueron liberados; aunque uno de ellos, Behrouz Sadegh-Khandjani sigue bajo custodia policial en Teherán. Según dijo una fuente, sigue detenido porque debe pagar una deuda actual.
Estos líderes fueron detenidos en sus casas en la madrugada del 10 de diciembre, bajo la acusación de evangelización y acciones en contra de la seguridad nacional de Irán. 

Siete años después de que Issa Motamedi Mojdehi se convirtiera del Islam al cristianismo, la policía secreta de Irán lo encarceló por abandonar el Islam. Sin embargo, oficialmente lo acusó de narcotráfico ilegal. Cuando Issa, de 31 años de edad, fue arrestado hace dos semana, las autoridades presentaron formalmente cargos por narcotráfico contra él. Posteriormente, los oficiales le aclararon a Issa que en realidad su verdadera ofensa, la cual le dijeron ya se encontraba inscrita en su archivo legal confidencial, fue abandonar el Islam; y a menos que renuncie a su fe cristiana y vuelva al Islam, - según ellos - deberá seguir en la cárcel y posiblemente enfrentarse a la pena de muerte.

De acuerdo con Michael Wood (Open Doors - Puertas Abiertas), ya está en marcha el cierre de las iglesias cristianas en todo el país. “Básicamente es ilegal incluso ir a una iglesia”, explica Wood. “El gobierno no sólo tiene los nombres y direcciones de aquellos que asistieron, sino que realmente los sigue y están siendo objeto de investigación”.

Los creyentes comenzaron a reunirse en los hogares, pero tampoco de esta manera están a salvo, porque cualquier actividad que atraiga a un número de personas a cierta casa provoca la atención e investigación por parte de las autoridades.

Los medios de comunicación iraníes están desesperados por refutar las afirmaciones de que el cristianismo se está extendiendo entre la juventud iraní y por ciudades consideradas casi exclusivamente islámicas. El diario Jomhouri-e-Eslami, que es apoyado por el gobierno, está diciendo que la difusión del cristianismo es un rumor infundado; sin embargo hay contradicciones con respecto a esta declaración.

El 2 de octubre de 2011,  el sitio web de noticias Java-Online, también apoyado por el gobierno, reconoció que la aceptación del cristianismo se estaba convirtiendo en una tendencia y reportó que 200 iglesias en casas fueron descubiertas en tan sólo unos meses en la ciudad tradicional islámica de Mashhad.

La agencia cristiana iraní “Mohabat News” menciona como fuente a Majid Abhari, un asesor del comité de asuntos sociales del Parlamento de Irán, que refiere que en los últimos días en las ciudades de Zanjan y Abhar, Provincia de Zanjan, han sido confiscadas unas 6.500 Biblias.

Según la agencia de noticias del gobierno Mehr, la acción fue necesaria, ya que “los misioneros cristianos tienen una campaña millonaria con publicidad engañosa para que la opinión pública y la juventud (de Irán) se aparten del Islam”.

Cristianos en Irán están informando que el pastor Youcef Nardarkhani ha sido condenado a muerte por lo que se denomina un "crimen de pensamiento". Confirmaron que el juicio del pastor se llevó a cabo en las últimas semanas en la Sala 11 de la Corte Penal de la provincia de Gilan, pero aún no ha sido dictado un veredicto formal por el tribunal.

Un veredicto escrito es necesario para poder apelar al Tribunal Supremo de Irán y hasta la fecha no lo han proporcionado el veredicto escrito, se ha dado solamente verbalmente a Youcef y a su abogado. No se ha dado ningún aviso escrito. Informaron al abogado esta semana que a Youcef se puede ejecutar en cualquier momento sin incluso tener la oportunidad de apelar.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar