Un pastor y su primo hermano, acusados de “conversión forzada”, en el estado de Orissa, fueron dejados en libertad bajo fianza; mientras tanto, cinco aldeanos hindúes acusados de haber asaltado e incendiado la casa del pastor, siguen en custodia. El 15 de enero de 2006, aldeanos hindúes atacaron a Rabindra Mallick cuando retornaba a su casa desde un mercado cercano. A la mañana  siguiente, aproximadamente 15 aldeanos, armados con palos, invadieron la casa de su hermano mayor, el pastor Kulamani Mallick, asaltándolo a él y a su familia.

Extremistas hindúes armados con palos, barras y armas cortantes irrumpieron en un seminario cristiano que se llevaba a cabo en una casa particular en Bhopal, Madhya Pradesh, durante la mañana del sábado 28 de enero de 2006. Seis cristianos tuvieron que ser llevados al hospital con graves heridas, y al menos otras 12 personas, algunos de ellos niños, sufrieron heridas menores. Como consecuencia del asalto, el Pastor Sam Francis, quien había organizado el seminario, sufrió fracturas en sus manos y piernas; en tanto que el orador invitado, Kishore Sadhwani, sufrió la fractura de su mano y una lesión en la cabeza que requirió ocho puntos de sutura.

Septiembre 2005 

Según informes recibidos por Christian Aid, en toda India los misioneros locales han sufrido una serie de ataques físicos, amenazas e intimidación a manos de los hindúes extremistas nacionalistas.

Mucha de esta persecución está basada en la retórica promulgada por unos pocos políticos y líderes hindúes radicales; lo que ha ocasionado que en diferentes partes del país se susciten ataques, tanto en forma eventual como aquellos bien organizados. Según la información de un ministerio local, el Pastor Letthang quien es uno de sus misioneros fundadores de iglesias que trabaja en el estado de Tripura, al norte de la India, fue brutalmente golpeado por un grupo de extremistas de esa localidad.

El día 5 de Octubre de 2005, según Gospel for Asia (GFA – El Evangelio para Asia), los pastores Tulsiram y Vijay estaban preparando el bautismo de 32 nuevos creyentes en Chhattisgarh, India, cuando fueron duramente golpeados y secuestrados por desconocidos. El pastor Vijay logró escaparse. Corrió cerca de 40 Km para informar de lo sucedido. En cuanto al pastor Tulsiram, hasta ahora no se sabe nada acerca de él.

Aldeanos hindúes y musulmanes incendiaron una sala de oración y atacaron a tres miembros de la iglesia, en una aldea en Kerala, India, el 1 de abril de 2005. El ataque sucedió después de que 26 personas se bautizaran en una discreta ceremonia matutina. Dos días después, Paul Ciniraj Mohammed, pastor de una iglesia en la aldea de Panamvilla, trató de hablar con los residentes sobre el ataque; sin embargo, él y su asistente Shivanandan también fueron duramente golpeados.

Una muchedumbre de casi 500 aldeanos hindúes atacó una iglesia de hogar en la aldea de Mangalwarapete, estado de Karnataka, India, el 1 de mayo de 2005. Los asaltantes molestaron a algunas de las mujeres, de entre las 60 personas presentes en la reunión de ese domingo, y quemaron Biblias y otra literatura cristiana. La muchedumbre golpeó al Pastor Paulraj Raju, de la Iglesia Cristo Rey, haciéndolo sangrar profusamente. Su esposa y un anciano de la iglesia, también resultaron gravemente heridos.

El ataque a la Iglesia Pentecostal de Kohkameta pretendía poner fin a toda actividad cristiana en el pueblo y “reconvertir los cristianos al hinduismo”. La violencia anticristiana va en aumento.

Prosiguen en la India los ataques de los extremistas hindúes contra los cristianos. Y también contra los creyentes de otras religiones que no sea la hinduista.

En la India, la persecución a los cristianos no sólo no cesa, sino que va en aumento, sobre todo a raíz de la llegada al poder del partido fundamentalista hindú Bharatiya Janata Party, y del primer ministro indio, Narendra Modi, que consiente esa persecución.

En la tarde del 27 de octubre, el evangelista Phiroj Lima (28) fue golpeado por un grupo de unos treinta militantes hindúes mientras distribuía folletos cristianos a los pacientes y visitantes del hospital gubernamental Bhadrak de Bhubanseswar, en el estado de Orissa. Estos militantes estuvieron golpeando a Lima durante dos horas, además de confiscarle los tratados y amenazarlo de muerte. Posteriormente, reunieron a los familiares de los pacientes del hospital y les dijeron que Lima estaba convirtiendo a estos por la fuerza al cristianismo.

Ciertamente no podemos reportar de todos los incidentes, que lamentablemente son muchos y constantes en este país, pero aquí reproducimos algunas de las noticias que recibimos recientemente.
El 29 de septiembre, en el distrito de Dhar del estado de Madhya Pradesh, el pastor Subhash Chouhan fue golpeado por extremistas hindúes, quienes luego presentaron denuncia contra él, su esposa y cuatro cristianos más, acusándolos de conversión por "incentivos". La policía arrestó a Subhash, quien es miembro del Equipo Evangelio Indio, junto a su esposa, sus cuatro hijos menores de edad y otras cuatro personas, en nombre de la ley anti-conversión del estado y varias otras secciones del Código Penal de la India.

Un hospital cristiano fue atacado mientras se desarrollaba una actividad para los Daliten el estado de Uttar Pradesh. Este ataque pone en evidencia cual es la razón para que extremistas hindúes estén contra la obra cristiana: la conversión de personas anteriormente llamadas “intocables.”

En abril de 2007, el pastor Daniel y más de 40 líderes cristianos fueron detenidos en Indonesia a causa de una grabación en vídeo que llegó a las manos de organizaciones islámicas, en la cual ellos están orando por los musulmanes. El pastor Daniel fue condenado a cinco años de prisión por orar: "Padre, oramos por los dirigentes de las escuelas islámicas, para que sus corazones se abran al evangelio". 

Querido amigo de la Iglesia perseguida, por favor, envía una carta de aliento y deja que el pastor Daniel sepa que estás orando por él y por los otros creyentes en Indonesia.

En el complejo residencial de Rancaekek Kencana, los oficiales gubernamentales de Bandung, Java Occidental, ordenaron a ocho congregaciones, las cuales se reunían en casas particulares, a dejar de reunirse. Cada iglesia recibió la orden por carta, después de una reunión del día 12 de enero de 2006, a la que asistieron oficiales locales del gobierno, policías, el comandante del cuartel local militar y el líder de un foro local musulmán. De todas maneras, varias de estas iglesias se reunieron el domingo siguiente, manifestando que no tenían un lugar alternativo.

Las maestras de la escuela dominical, Rebekka Zakaria, Eti Pangesti y Ratna Bangun pasaron la navidad en la cárcel, aunque habían esperado poder celebrarla en su casa. Su primera apelación fue rechazada en noviembre de 2005. Estas mujeres fueron condenadas en septiembre a tres años de cárcel, después de haber sido acusadas por “tratar de convertir niños musulmanes al cristianismo a través de un programa de educación cristiana”.

El día primero de septiembre de 2005, en una corte de Indonesia, bajo amenaza de violencia por parte de un grupo radical islámico, tres mujeres fueron declaradas culpables de violar la Ley de Protección de Niños del país, al ‘cristianizar’ musulmanes. Rebecca Laonita, Ratna Mala Bangún y Ety Pangesti – quienes coordinaban reuniones de ‘Semana Feliz’ en sus hogares – recibieron sentencias de tres años de prisión. La Ley de Protección de Niños de Indonesia de 2002, prohíbe seducir a menores para que se conviertan a otra religión.

Un tribunal de Indonesia ha impuesto penas de entre 10 y 19 años de prisión a seis musulmanes por una serie de ataques en Sulawesi Central en el 2005 y 2006. Bin Abdul Muis Kamarudin (22) fue condenado a 19 años de prisión por su participación en un ataque del año 2005 con una bomba a un mercado donde se vendía carne de cerdo, hecho en el que ocho personas resultaron muertas, y por un ataque con arma de fuego, perpetrado en octubre de 2006, contra el pastor Irianto Kongkoli.
Rahman Kalahe (21) fue condenado a 19 años por la decapitación de tres niñas cristianas cuando estas iban a la escuela (ver el próximo artículo de abajo).

Ocurrió el día 29 de octubre 2005, en Poso, en la región central de la isla Indonesia de Célebes, cuando las estudiantes Theresia Morangkir, Alfita Poliwo, Yarni Sambue y Noviana Malewa acudían, como cada mañana, al colegio cristiano. No habían robado, ni matado, ni eran adúlteras. Esta vez la sin razón de un grupo de asesinos acabó con la vida de tres de estas jóvenes y dejó herida de gravedad a Noviana por el simple hecho de ser cristianas.
La Policía de Poso informó que los cadáveres de las víctimas fueron descubiertos durante la mañana. Las cabezas se encontraban a varios kilómetros de distancia de los cuerpos.

Muchas Iglesias son cerradas forzosamente, en el Oeste de la isla de Java. Un informe del 16 de Agosto, de Jubilee Campaign, describe cierres de iglesias en Bandung y sus alrededores. El 14 de agosto de 2005, miembros de una organización clerical militante islámica y el Consejo Indonesio de Ulama (MUI), irrumpieron en 8 Iglesias del pueblo de Cimahi y se les ordenó cerrarlas. En cada caso, un número considerable de militantes se hizo presente y forzaron al pastor a firmar una carta aceptando el cierre; luego obligaron a los asistentes a salir del edificio. Dos días antes, una iglesia y un jardín de infantes cristiano fueron cerrados en Turwakarta.

La aldea de Horale - habitada principalmente por cristianos - fue atacada en la noche del 2 de mayo (2008) por una muchedumbre de la aldea vecina de Saleman, que es predominante musulmana. Durante el ataque los musulmanes quemaron 120 casas, tres iglesias y la escuela de la aldea. Mataron a cuatro cristianos y 56 resultaron heridos. La turba enfurecida además destruyó quince hectáreas de cosechas, 20 barcos de pesca y 2 motocicletas.

Un pequeño grupo de cristianos se reunió para dar la bienvenida a Rebekka Zakaria, Eti Pangesti y Ratna Bangun, al ser dejadas en libertad de la prisión distrital de Indramayu, en Java Occidental, Indonesia, la mañana del 8 de junio 2007. Al momento llevaban cumplidos casi dos de los tres años de su sentencia que les habían impuesto.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar