Intervención hecha por la policía antiterrorista en una iglesia bautista de Turkmenistán

El 15 de agosto 2005, la policía de la rama anti-terrorista en el pueblo nor-oriental de Turkmenistán de Dashoguz (Dashhowuz), convocó a los líderes de la Iglesia bautista registrada de la ciudad para un interrogatorio, siguiendo a una intervención contra un servicio al aire libre el día anterior. Según Foro 18, los creyentes habían finalizado su reunión en el campo en las afueras del pueblo, y estaban reuniendose para disfrutar juntos un almuerzo cuando la policía aparecíó y comenzó a interrogarlos sobre lo que estaban haciendo.

Los funcionarios confiscaron sus Biblias e himnarios. 

Cuando al día siguiente los líderes de la iglesia se encontraron con la policía, los funcionarios, dijeron que el registro nacional de la iglesia no era válido en el norte de Turkmenistán. "Los ciudadanos únicamente pueden creer dentro de sus casas," les dijo la policía. Los líderes de la iglesia fueron entonces presionados para escribir declaraciones sobre cómo se hicieron cristianos y por qué tenían las Biblias. También fueron presionados a que firmaran declaraciones en donde aseguraran no reunirse más hasta que la iglesia obtuviera la registración estatal. Los líderes contestaron a la policía: "Nosotros continuaremos reuniéndonos en el futuro, ya que nuestra fe no depende de la inscripción en un registro". 

Oremos para que el amor y determinación de estos hermanos en rendir culto a Dios, a pesar de la oposición de las autoridades, persevere en ellos y lleve mucho fruto. 
Oremos para que Dios dé sabiduría y discreción a cada uno de los líderes de la iglesia. 

Para más información sobre la persecución que enfrentan los Cristianos en Turkmenistan, vaya a http://www.persecution.net/country/turkmenistan.htm (en inglés).

Estas noticias fueron recibidas de The Voice of the Martyrs, Canadá.
La Voz de los Mártires, Canadá, su sitio de internet en inglés: http://www.persecution.net

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar