La policía arresta a cuatro cristianos de África Oriental

Diez policías, armados con bastones de madera, irrumpieron en una reunión cristiana en la ciudad de Yiddah (en la costa del Mar Rojo), el viernes 9 de junio 06, arrestando a cuatro ciudadanos de África oriental que dirigían el servicio. A las 11 de la mañana del día viernes (en los países árabes el viernes es día feriado), más de 100 cristianos - entre eritreos, etíopes y filipinos - estaban reunidos en un hogar en Yiddah, en el distrito de Al-Rowaise, cuando los policías se hicieron presentes.

Los creyentes, atemorizados, trajeron sillas para que los policías se sentaran; éstos se sentaron y esperaron con sus bastones en sus manos hasta que concluyó la reunión, que duró unas tres horas, para luego proceder a arrestar a los etíopes Mekbeb Telahun y Masai Wendewesen y a los eritreos Fekre Gebremedhin y Dawit Uqbay. En estos momentos, los cuatro hermanos permanecen en la cárcel de deportación de la ciudad. Un creyente, quien pudo hablar con ellos por teléfono, informó que se encontraban bien y con “la moral adecuada.” Aunque luego añadió que no sabía que clase de tratamiento estaban recibiendo. Fuente: Compass Direct 20.07.06

La ciuuad de Yiddah o Jidá (Jiddah en árabe) tiene cerca de 3,4 millones de habitantes, y es el puerto para llegar a Meca, la ciudad sagrada para los musulmanes.
Los cuatro cristianos de África Oriental arrestados el 9 de junio y encarcelados por más de un mes en condiciones sumamente angustiosas, fueron mientras tanto deportados. Uno de ellos, Masai Wendewesen, deportado a su país natal, Etiopia, el día 16 de julio, dijo que a ninguno de los cristianos presos jamás se les notificó formalmente las acusaciones en su contra. Sin embargo, según la empresa saudita en la que trabajó, los cuatro fueron encarcelados por “predicarles a los musulmanes, sembrar iglesias y convocar a damas y a caballeros para orar juntos”, así lo ha informado este hermano etiope. 
Estos cristianos trabajaban en Arabia Saudita como conductores de camiones. Proclamar a Cristo a los musulmanes y construir iglesias está prohibido en Arabia Saudita. Allí, abandonar el Islam lo llaman “apostasía”; y esto es un crimen que se castiga con la pena de muerte. Fuente: Compass Direct. 25.8.06

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar