Seis Detenidos y Biblias Quemadas

Luego de una asalto por parte de la policía a una iglesia bautista seis hermanos fueron detenidos y multados además de que quemaron Biblias e himnarios, en Uzbekistán, país de Asia Central. 

La acción contra los bautistas fue “por participar en una comunidad religiosa no registrada”. Las multas impuestas eran 45 veces el salario mínimo y consideradas muy altas para este país, que formó parte de la Unión Soviética antes de separarse durante el colapso del comunismo.

El juez Alisher Jaliloy, de la ciudad sureña de Karshi, fue quien multó a los bautistas por el Artículo 240 del Código de Ofensas Administrativas de Uzbekistán que castiga “ir en contra de las leyes sobre organizaciones religiosas,” y que requiere el registro de todos los grupos y congregaciones religiosas. Fue este mismo juez quien ordenó la quema de los libros, incluso de las biblias. 
Las personas multadas son miembros del Consejo de Iglesias Bautistas, que opera en varios países de la ex Unión Soviética, y rechaza el registro de las iglesias porque cree que esto conlleva a la interferencia indebida del estado en la vida religiosa de las iglesias. 

La acción en contra de los bautistas forma parte de la persecución diaria ejercida en contra de los grupos cristianos, y también en contra de sectas y religiones que son consideradas foráneos en la región. La libertad religiosa está oficialmente protegida bajo la constitución de Uzbekistán,  pero aun así, los grupos religiosos se quejan que la ley religiosa de dicho país es dura y no está en conformidad a las normas internacionales de una constitución democrática con relación a los derechos humanos y la libertad religiosa. 

2.2.07 

Fuentes: Asoc. Bautista Argentina / Iglesia en Marcha 

Hay graves restricciones al proselitismo, a la importación y distribución de literatura religiosa, y a la enseñanza de conceptos bíblicos. Las iglesias y sus líderes son perseguidos.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar