Víctima de explosión de bomba se recupera

En una mañana del mes de marzo de 2008, en Ariel, Israel, David Ortiz, un pastor mesiánico, abrió su Biblia en una página al azar y allí leyó las siguientes palabras de muerte en Jeremías 9:21: “Porque la muerte ha subido por nuestras ventanas, ha entrado en nuestros palacios; para talar los niños de las calles, los mancebos de las plazas”, y se llenó de preocupación. Pasaron 10 días y los temores de Ortiz se hicieron realidad, cuando su hijo de 15 años de edad alzó la tapa de una canasta, que había llegado a su departamento en Ariel como un regalo anónimo, supuestamente relacionado con la fiesta tradicional judía de Purim (Ester 9:26-32) - y explotó una bomba.

El joven Ami Ortiz fue llevado al hospital ciego y cubierto de sangre; tenía graves quemaduras y su cuerpo estaba lleno de agujas y tornillos que contenía la bomba. Los médicos dijeron a su madre, Leah Ortiz, que Ami se encontraba entre la vida y la muerte. Cientos de cristianos en todo el mundo oraron por Ami; y hoy, 20 meses después de ese trágico episodio, podemos decir que Ami, por la gracia de Dios, ya con 16 años, volvió a la escuela y juega baloncesto – y lo más importante: Ami pudo perdonar al agresor. 
Por este incidente, el 12 de noviembre de 2009, Jack Teitel, un judío ultraortodoxo nacionalista y asesino en serie, quien se suponía fue el responsable también de este hecho criminal, ha sido acusado de intento de homicidio. La intención de Teitel - según sus propias palabras cuando se confirmó que fue el agresor - no era herir a Ami, sino de matar a David Ortiz (por ser mesiánico). 
A pesar del dolor experimentado por esta familia, Leah Ortiz dijo que ha visto mucho bien como resultado de la tragedia, incluyendo la sanidad milagrosa de Ami (según reconocieron los mismos médicos). Añadió que el ataque que sufrieron ayudó a suavizar la opinión de unos cuantos israelíes en cuanto a los judíos que creen en Jesús como el Mesías prometido por los profetas judíos. Por su parte, el padre de Ami, David Ortiz, dijo que espera poder sentarse un día frente al confeso asesino, Jack Teitel, y hablar. “Hay algo dentro de él que le da ganas de matar a la gente”, dijo Ortiz. Si Dios tuvo misericordia de Ortiz, también la puede tener para con Jack Teitel.
Por otro lado, con tristeza debemos informar que recientemente se publicó en Israel un libro en hebreo, escrito por el rabino Yitzhak Shapiro, titulado: ”La Tora del Rey”. Este libro anima a matar a gentiles (los cristianos son considerados gentiles) y a toda persona que constituye una amenaza para Israel. Vemos ciertamente como se va levantando, con cada vez más fuerza, el espíritu del Anticristo.

Oremos por Ami, su familia y por todos los judíos mesiánicos; especialmente por su protección.
Oremos también por Jack Teitel, para que se arrepienta y sea salvo; y que, conforme a los deseos de David Ortiz, se convierta en un nuevo Apóstol Pablo.
Para ver la foto de Teitel: http://www.time.com/time/world/article/0,8599,1934103,00.html 

Fuente: Compass  Direct; redacción: Iglesia En Marcha y VM-Argentina 22.11.09

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar