Francia y el catolicismo

Según informa la conocida revista religiosa "Le Monde des Religions" (El Mundo de las Religiones), Francia "ya no es más un país católico".

Esta información se apoya en una encuesta, la cual refleja por sus resultados una disminución del 30 % de católicos en Francia durante la última década. 
Según escribe Frederic Lenoir, editor principal de la mencionada revista: "en sus instituciones, pero también en la mentalidad, Francia ya no es más un país católico".

Aunque también dijo que "es un país laico en el que el catolicismo es y seguirá siendo durante mucho tiempo la religión más importante"

Si bien a principios de los 90 eran el 80 %, actualmente los católicos en Francia son el 51 % de la población. Sólo la mitad de ellos afirma creer en Dios y dice que sigue siendo católico por tradición familiar, aunque sólo el 10 por ciento de los franceses asiste a misa con regularidad ó participa de los sacramentos católicos tales como el bautismo, comunión o el matrimonio. El 8 % de los que dicen ser católicos afirma ir a misa una o dos veces por semana, mientras que otro 8 % del mismo grupo dice no asistir nunca. 
En 1975 el 80 % de los franceses era bautizado en la iglesia católica, mientras que en 2004 solamente lo ha sido el 46 %.
El matrimonio también ha caído en porcentajes. En 1975 el 72 % de los franceses pasó por el altar, en tanto que para el 2003 esa cifra descendió al 36 %, exactamente la mitad.
La cantidad de sacerdotes disminuyó también. Mientras que en el año 1970 había 37.555 curas, en el año 2004 sólo eran 16.859, siendo la mayor parte de ellos mayores de 60 años.

También esta encuesta entre los franceses revela en sus resultados que los ateos aumentaron del 24 % en 1994 al 31 % en la actualidad. Además un 4 % son seguidores del Islam, los protestantes llegan al 3 % y los judíos son un 1 %.

24 de enero 2007, Fuentes: Agencias/ Iglesia en Marcha

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar