Artículos

por Virgilio Zaballos

Me consta que hay muchos amados hermanos latinoamericanos que tienen un fuerte sentir en sus corazones a favor de las misiones y muchos piensan en España como desafío evangelístico. Es muy loable y por eso me gustaría compartir con vosotros algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar a tener una panorámica más amplia de la realidad de nuestro país. No pretendo ser exhaustivo ni determinante en tu decisión, tampoco puedo en unas líneas abarcar todos los aspectos de un asunto tan complejo, pero sí puedo dejarte unas consideraciones generales. 

(testigo = mártir μάρτυρας en griego)

¿Alguna vez te preguntaste cómo poder contarles a otras personas acerca de Jesús y su amor por ellos? La Voz de los Mártires se enteró de una mujer que no sabía cómo podría servir al Señor ni cómo difundir el Evangelio:

Era muy vieja, no podía leer ni escribir. No sabía conducir vehiculo alguno para llegar a otros lugares y conocer gente nueva. Además vive en Irán, un país muy restringido para los cristianos y donde la mayoría de la gente es musulmana.

Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad (2 Corintios 13:8).

Pasé mi juventud en la antigua Unión Soviética. Allí leí cantidades de libros que se oponen a la fe cristiana. Pero, un día, esta pregunta vino a mi mente: si Dios no existe, ¿por qué todos estos esfuerzos para resistir a Dios? En nuestra sociedad comunista todo el sistema - escuelas, medios de comunicación, la ciencia y las artes - luchaba contra la fe. ¿Cómo fue posible que los cristianos hayan sido capaces de conservar su fe y su paz de manera segura, a pesar de haber sido marginados de la sociedad?

Cierto hombre condenado por asalto y luego puesto en libertad, acaba de cometer un crimen atroz que golpea la conciencia colectiva. Inmediatamente se procede a cambiar la ley para que estos actos no se repitan. Con una enmienda u otra, sin embargo, nada cambia, y el número de delitos no disminuye. Los hombres siguen siendo parecidos al personaje del texto bíblico del evangelio de Marcos citado abajo - son indomables. Con leyes, cadenas o prisión, no pueden ser mejorados. Las leyes, que, desde luego, son esenciales para la vida en sociedad, jamás pueden resolver la raíz de la problemática. 

Testimonio de una hija de padres musulmanes


Jesús dijo: Pedid, y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe, el que busca halla, y al que llama, se le abrirá (Lucas 11:9-10).

Nací en Bélgica en una familia musulmana marroquí. Mis padres nunca me obligaron a seguir sus hábitos religiosos. Pero yo tenía sed de Dios en mi vida y, si intentaba orar, mi corazón quedaba frío.

Sucedió en un país comunista

“Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir ... así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié” (Isaías 55:10-11).

La conversación entre dos viajeros a bordo de un tren que los llevaba a través de Georgia, que entonces era una parte de la ex Unión Soviética, era amena y amistosa. Pero, de repente, uno de ellos descubrió que su acompañante era un pastor evangélico. El tono de la conversación se endureció.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar