Max Lucado - Autor de Éxito y su Mensaje

Por Thorsten  Brenscheidt 


Max Lucado, nacido en 1955 y autor de más de 50 libros, se ha transformado en un personaje muy conocido y de gran éxito. De acuerdo con Reader's Digest, es el mejor predicador de América (1); de acuerdo a Christianity Today, una publicación cristiana estadounidense, fue "el pastor de Estados Unidos" del año 2005(2) y, según otra revista, es "un verdadero maestro de palabras coloreadas".

Su popularidad e influencia están creciendo no sólo en Estados Unidos de América, su país natal, sino también en muchos otros países, ya que varios de sus libros han sido traducidos a otros idiomas, incluso el español. Los libros escritos por Max Lucado han alcanzado hasta el momento un tiraje total de 65 millones de copias; además, Lucado ha ganado importantes premios. 

Una escritora de la revista alemana Aufatmen (relajarse), Anke Pagel, admitió que historias bíblicas que había "puesto de lado hace mucho tiempo", por Lucado se han vuelto "realistas y alentadoras" para ella (3).

Este parece ser el secreto de su éxito y de su gran popularidad, a saber: Lucado cuenta las historias de la Biblia en su propia manera y con ingenua facilidad. Las verdades espirituales se ilustran con escenas de la vida cotidiana y también son expresadas de una manera que cualquiera pueda entenderlas. Estas transferencias y estilo son lo que convirtieron a Lucado en un autor de éxito.

La intención de Lucado y su visión del ser humano

 "Engrandecer los motivos de Dios" (4), es la inquietud de Lucado. ¿Cómo lo logra? Se ilustra con los siguientes extractos de sus libros. 
Algunos de los títulos de sus libros dejan en claro lo que está procurando: "Pasar por la vida de una manera más fácil", "Todo tú mismo", "El cielo aplaude", "¡Dios encuentra que eres maravilloso!", "¡Eres primera clase!" y "Tu eres único”. Con respecto a este último, se dijo en una reseña: " Se establece que toda persona es buena, tal como Dios la hizo y le da una autoestima positiva" (5). Sin embargo, con títulos como: "No se trata de mí", Lucado deja del mismo modo en claro que, por sobre todo, quiere dar el honor a Dios y que la Biblia es para él el fundamento de la fe, y que Cristo Jesús es el único camino a Dios. En esto consisten aspectos positivos.

No obstante esto, examinando más detalladamente, aparecen algunos aspectos extraños. Por ejemplo, el motivo de Dios para la salvación del hombre, según Lucado, no es sólo Su amor. Lucado expresa que Dios cree en el hombre, lo respeta y le honra. Además, Lucado especuló que en el cielo el Señor Jesús le dice lo siguiente: "Estoy muy orgulloso de que te dejas utilizar por mí. Gracias a ti, otros hoy están aquí"(7). Considerando Efesios 2:8-10 vemos que todas las buenas obras nuestras son también el producto de Él. ¿Merece el hombre honor, o sólo Dios?

Según Lucado, cuando Dios creó al hombre pensó: "Pero éste va a ser como yo"(8). En consecuencia: "El Creador no creó una criatura, sino que creó a otro creador"(9).

Y por medio de otra historia Lucado sugiere, lógicamente, la auto-aceptación: "No es de extrañar el aplauso del cielo cuando te despiertas. Una obra maestra está levantándose. `sssh´ susurren las estrellas. `¡Qué grandioso es este niño!´ `Oh´, respiran ángeles. `¡Qué milagro Dios ha creado!´ Mientras que estás gimiendo, la eternidad está casi muda de asombro. Cuando te tropiezas, los ángeles están encantados. Lo que ves en el espejo como un desastre matutino, es en realidad un milagro. La santidad en la bata de baño”(10).

Mientras que con Lucado Dios está complacido y orgulloso del hombre, la Biblia muestra la miseria y el pecado y la dependencia del ser humano de la gracia inmerecida de Dios (Isaías 6.5-7, Apoc. 1:17) - y la necesidad de adorarle a Él.

La manera de escribir de Lucado y su trato con la Biblia

Lucado describe en detalle lo que debió haber sucedido después de la muerte de Jesús: 
"Durante tres días, el cadáver de Jesús estaba en descomposición. Recuerde, no estaba simplemente yaciendo, se descompuso. Las mejillas se han reducido y la piel está pálida".

La Biblia da testimonio de lo contrario, es decir, que Jesucristo no vio corrupción (Hechos 13:37; Sal. 16:10; Hechos 2:27,31 y cap. 13:34). Este nuevo estilo narrativo de Lucado a veces es a expensas del contexto bíblico y el orden correcto. Así, por ejemplo, para él no sólo Adán y Eva comieron el fruto prohibido, sino también su hijo Caín: "Pero Eva cayó en la trampa, y recogió la fruta; y sólo un poco más tarde, su marido y su hijo siguió su ejemplo; y la honestidad del tiempo del paraíso es sólo un lejano recuerdo hermoso". En consecuencia, también su primer hijo, Caín, fue expulsado del paraíso; aunque este nació recién en el siguiente capítulo (Gen. 4:1).

Los recursos de estilo de Lucado para la comprensión de la Biblia - y sus peligros

Lucado trabaja vez tras vez con impresionantes imágenes, como, por ejemplo, cuando describe al capítulo13 de 1a Corintios como el "Monte Everest de las cartas de amor"(11).  Incluso la salvación y la conversión lo describió como una curación: "Y la única cura Dios ha descrito en Juan 3:16: Él ama. Él da. Nosotros creemos. Nosotros vivimos"(12).

"De alguna manera, podríamos esperar un Dios enojado"(15). Sin embargo, éste así no existe para Lucado. En todo caso, se habla más de "una ira tierna de Dios"(16).
El término "ternura" juega un papel importante con Lucado: "De Su ternura sólo estás separado por una oración"(17). Después de una serie de anhelos apasionados de Dios, se encuentra incluso una subestimación de la capacidad del hombre como un pecador: "A pesar de que todos somos los pequeños sinvergüenzas y pilluelos, ya Él nos ha visto antes de que naciéramos. Y le gusta lo que ve. Agobiado por sentimientos y superado por orgullo, el creador de las estrellas se vuelve hacia nosotros; a uno tras otro, y dice: `Tú eres mi hijo. Te amo con todo mi corazón´”(18).

Esta visión implica que el pecado no se debe tomar tan en serio y que casi no vale la pena mencionarlo. Además, relativiza el valor de la redención por la muerte vicaria de Jesús en la cruz. 
A la larga, este punto de vista unilateral sobre la ternura de Dios y Su palabra ayuda a malinterpretarla en su totalidad. El lector desprevenido no tiene ni idea de que se le presenta sólo un lado de la moneda, y que muchos detalles de las narraciones de Lucado van más allá de las verdades reveladas en la Biblia. Lucado da la impresión de un cómodo cristianismo que tiene que ver menos con vigilar y orar, y más con dormir y acariciar. Así, se puede leer en su libro "Inspirado en el Salmo 23": 
"Un rebaño de ovejas está yaciendo en círculo en torno a su pastor. Está yaciendo agradablemente en la hierba verde. ... Si tenemos los ojos puestos en el pastor, podemos dormir en paz. ... Cambia tu perspectiva y relájate”(19). “Ponte cómodo hasta que estés completamente seguro, rodeado y envuelto por las hojas de su amor"(20).

La representación del Hijo de Dios de Lucado
En una narración de la resurrección de la hija de Jairo (Marcos 5:22-43), Lucado describe a Jesús de la siguiente manera: "Parecía un ser humano normal, un poco demasiado normal. Llevaba una chaqueta de pana con piezas de cuero cosidos en los codos. Sus pantalones no eran nuevos, pero de aspecto aseado. Sin corbata. Se puede notar el comienzo de una frente calva; su pelo castaño rizado. ... Tenía las manos magras y fuertes. Alguien me había dicho que Jesús fue criado en Estados Unidos en Mississippi, siendo hijo de un mecánico de automóviles"(21).

Más adelante dice que Jesús, "a la mañana de Pascua temprano, con una sonrisa, salió de su oscuro agujero y le preguntó al Lucifer derrotado: ¿Era eso todo lo que tenías en stock?"(22)

En un modo indecoroso presenta también un posible pensamiento de Nicodemo después de la resurrección de Jesús: "¿Qué piensas acerca de cómo Nicodemo respondió cuando se difundía en las calles la noticia de que Jesús había salido de la tumba y que estaba bien en pie? ¿Él se sonrió y pensó en la conversación nocturna? ¿Renacimiento? Ajá. ¿Quién hubiera pensado que iba a comenzar consigo mismo?"(23)

El hecho de que Jesús habría "reñido con sus hermanos"(24) y de "una primera lucha con el muchacho vecino"(25), también se deriva tan sólo de la imaginación de Lucado. Al futuro rey David, Lucado lo describe como "jovencito irregular."(26)

Y a José le certifica incapacidad: "¿José?, un carpintero de un pueblo pequeño con un solo camello. ¿Hay nada mejor para Dios? ¿Alguien con una educación, una genealogía un poco más ilustre? ¿Una persona con un poco más de prestigio? Este tipo ni siquiera puede conseguirse la habitación de un hotel. ¿Crees que tiene lo que se necesita para ser el padre del Señor del universo?"(27)

A ese Jesús, "el muchacho larguirucho"(28) y "flaco"(29), Lucado lo describe luego como "el fuerte y joven carpintero"(30) y "el que jugaba a las canicas con las estrellas"(31). 
"Tal vez la muchacha en el otro extremo de la calle estaba enamorada de él, o viceversa. Tal vez tenía rodillas huesudas. Una cosa es segura: Él era plenamente Dios, y también completamente hombre”(32). Esto Lucado está usando repetidamente como una justificación de sus fantasías acerca de Jesús.

¿Qué opinan los creyentes, fieles lectores de la Biblia, acerca de estas descripciones especulativas que exceden lo que la Biblia nos transmite? En lugar de intentar meditar en lo que Jesucristo podría haber dicho o hecho, es la tarea del hombre ocuparse de comprender las verdades reveladas de la fe y aplicarlo en la vida misma. Si uno utiliza la forma de Lucado, debe preguntarse: ¿dónde están los límites de las decoraciones posibles de los relatos bíblicos?

¿Se puede tomar a Dios demasiado en serio?

Excepcional – y en esto se diferencia Lucado de la mayoría de los autores de libros evangélicos – es su característica al utilizar imágenes: 
  
"Tengo una foto de Jesús en la que se ríe. Cuelga en la pared frente a mi escritorio. Es un dibujo impresionante. Jesús echa la cabeza hacia atrás. Tiene la boca abierta. Sus ojos brillan. No sólo sonríe, sino que lo hace satisfecho, y esto no sólo para sí mismo. Se ríe con todas las ganas. Le resulta difícil respirar. Lo recibí de un sacerdote de la Iglesia Episcopal, que siempre tiene cigarrillos en el bolsillo y colecciona retratos en los que Jesús está sonriendo. ´Doy uno a la persona cuando pienso que ella se inclina a tomar demasiado en serio a Dios`, me explicó cuando me entregó este regalo"(33).

Lucado comenta que esta preocupación no le es tan grande, pero escribe al respecto: "él (sacerdote) ha pegado el clavo en la cabeza"(34). Pero ¿se puede tomar a Dios demasiado en serio? No se trata de un cristianismo de fanáticos o compulsivos. Pero, ¿cuánto nos hemos alejado de las ideas y planes de Dios y con esto también de su carácter, cuando consideramos el peligro de tomarle a Él y Su palabra demasiado en serio?

Es un ataque a la soberanía de Dios, su omnipotencia y todas sus características en perfecto estado, cuando aceptamos este supuesto "mandamiento": “¡No tomarás demasiado en serio a Dios!"

Las normas removidas

"Si tienes algún problema con el dibujo de Jesús riendo en mi oficina, tendrás también problemas con esta narración", opina Lucado con respecto a la curación de la mujer con el flujo de sangre(35). En la conversación con esta mujer, Lucado ve una “burla satírica”(36).

Con esto es suficiente para comentar acerca de un autor cristiano famoso, el cual en el futuro posiblemente impresionará todavía a muchos cristianos más. Con su imagen de Dios, Max Lucado es, ciertamente, un prototipo de los llamados neo-evangélicos, y también representante de un cristianismo sensual sin la comprensión de la depravación del hombre y la necesidad de arrepentimiento. Allí la ira de Dios y el juicio de Dios son en gran parte descartados. La autoridad de la Escritura se ve compensada por adiciones y fantasías. La gloria de Dios se desvaneció ante el encargo de dar confianza en si mismo y el amor propio a la gente.

 ¿Estamos ya en el período “cuando ni sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias, Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Ti 4:3-4)?

El Jesucristo de Max Lucado                              

De acuerdo a Max Lucado, cree Dios en el hombre, lo respeta y le honra  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: la revista alemana fest und  treu  (firme y fiel), enero 2010; redacción: VM-Argentina – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

NOTAS:

 

Las Referencias para este artículo las suprimimos, ya que casi todas ellas se refieren a títulos de libros de Lucado en el idioma alemán. Si alguien se interesa por estas referencias, con mucho gusto se las remitimos

A continuación un extracto de un artículo escrito por David J. Stewart, titulado:

Max Lucado Expuesto

En las tapas de algunos de los libros de Lucado aparecen pirámides y otros símbolos extraños. A los ocultistas les gusta esconder sus símbolos a plena vista, burlándose de esta manera de la ignorancia del público que no está iluminado. Los ocultistas odian al Dios de nuestra Biblia. No estoy diciendo que Max Lucado sea ocultista, ni un enemigo de Dios, pero él es definitivamente un siervo del Nuevo Orden Mundial, promoviendo la unidad interdenominacional (lo que significa que a los verdaderos cristianos (por ahora) se les pide que se unan con los católicos -que no son salvos- y otros no-creyentes quienes de acuerdo a la Biblia están en la apostasía).
 
Vivimos en una generación que equivocadamente predica el perdón sin arrepentimiento. No puede haber salvación sin arrepentimiento. Ahora, una persona no tiene que renunciar a sus pecados para ser salva en el momento cuando se decide por Jesucristo; pero se deja de lado el hecho irrefutable que para la salvación de una persona es necesario que se sujete a Dios (Romanos 3:19), dándose cuenta que está condenada en virtud de la Ley de Dios por ser pecador y que de manera justa merece la pena del fuego del infierno. El arrepentimiento es un cambio de mentalidad que hace que nos volvamos a nuestro Señor Jesucristo para salvarnos de nuestros pecados. Si una persona es verdaderamente salva, entonces un cambio de vida debe seguir (2 Corintios 5:17, Santiago 2:18). La mayoría de las personas que dicen ser "cristianos", hoy en día siguen en sus pecados en su camino rumbo al fuego infernal. Son “cristianos” religiosos pero sin el cristianismo; es decir, tienen una religión sin la verdad bíblica.

Los predicadores que Satanás está promoviendo hoy en día son los que mejor producen "comezón de oír". Timoteo advierte: “Porque vendrá tiempo cuando ni sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias” (2 Timoteo 4:3). Max Lucado es uno de los que produce comezón de oír, al igual que Joel Osteen y Rick Warren. Le dicen a la gente lo que quiere oír, es decir, los mensajes de la salud física, la riqueza y la prosperidad. En Mateo 10:34 Jesús dijo: "No penséis que he venido para traer paz a la tierra: no he venido para traer paz, sino espada". ¿Qué quiere decir esto? ¡Esto significa que la verdad duele! Esto significa que la verdad a menudo causa divisiones en la iglesia, la desintegración familiar y la persecución de aquellos que la mantienen. La verdad tiene pocos amigos en estos días. Predicadores modernistas hablan mucho acerca de la palabra "verdad", sin embargo pronuncian mentiras para engañar.

El Sr. Lucado fue elegido por el Movimiento Ecuménico, el cual es dirigido por masones, para ganar a la gente para su movimiento religioso apóstata global. Miles de hombres y mujeres han sido seleccionados. A ellos se les ha prometido fama, fortuna y todos los placeres de la vida, a cambio de venderse. Por eso sus libros siempre aparecen en la lista de los libros famosos del New York Times. Lucado ha escrito (o tal vez utilizó un autor fantasma como muchos de ellos), dos libros por año durante los últimos 25 años. Todos ellos son ricos multimillonarios por la venta de libros apóstatas que alejan a las personas de la Biblia y la verdad escritural, que es lo que realmente importa.

Cada falso profeta del Movimiento Ecuménico camina sonriendo, cuando debería estar enojado por el pecado al predicar sus sermones. Los sermoncillos de Joel Osteen, que se basan en la psicología, no logran que se salven muchos. Cuando oigo decir a un pastor que quiere aumentar la membresía de su iglesia de 10.000 a 15.000 ... entonces sé que va a comprometerse con errores y recortar sus sermones, para alcanzar una gama más amplia de personas incautas. Es triste decirlo; siempre se trata de dinero, tal como está escrito: “Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe...” (1 Timoteo 6:10).

 La declaración de fe de Max Lucado parece bastante exacta, pero el 95% de todas sus enseñanzas públicas no son más que cojas, aguadas y basadas en psicología. Se jacta de haberse negado a aceptar un salario después de haberse hecho cargo de la iglesia, mientras tanto que rastrilla millones de dólares vendiendo libros. Es todo un plan para promover el Nuevo Orden Mundial. Max Lucado usa traducciones corruptas de la Biblia, se adhiere a las filosofías corruptas de su denominación, la llamada “Iglesia de Cristo”, y está liderando una generación de seguidores religiosos espiritualmente corrompidos para adorar al falso profeta y al Anticristo cuando venga.

Fuente: www.jesus-is-savior.com; redacción: VM-Argentina

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar