ARGELIA: Casos de Persecución

Rachid Muhammad Essaghir es un cristiano argelino que ya ha sido condenado en dos oportunidades durante este año por blasfemia y evangelismo. Este hermano tiene 37 años y el juicio se llevará adelante en Tissemsilt, a 180 kilómetros al sur de Argel. Lo acusan de "distribuir documentos para sacudir la fe de los musulmanes"

Essaghir, quien es evangelista y anciano de una pequeña comunidad de convertidos al cristianismo, en Tiaret, cree que la policía local lo tiene en la mira por su actividad cristiana. La policía lo detuvo junto a otro cristiano de la vecindad, en junio de 2007, encontrando en su auto libros cristianos.

Los dos hombres declararon que solamente estaban llevando la literatura de una iglesia a otra; sin embargo estos hermanos argelinos deben enfrentar multas de hasta 1 millón de dinares (US$16.405) y sentencias de hasta 5 años de prisión, por imprimir, almacenar y distribuir materiales evangelísticos. La legislación que posibilita estas acusaciones fue aprobada en febrero de 2006.

Habiba Kouider, una mujer convertida al cristianismo, de 35 años de edad, ha sido culpada por practicar su fe "sin licencia" y el fiscal solicitó una sentencia de 3 años de cárcel para ella. El 29 de marzo 08, la policía obligó a esta mujer a bajarse de un bus interurbano, fuera de su pueblo natal de Tiaret, luego que encontraran Biblias y libros cristianos en su cartera. Según el diario francés Le Figaro, el fiscal le dijo: “Si usted se convierte nuevamente al Islam, yo dejaré sin efecto el caso; si persiste en el pecado padecerá el relámpago de justicia”. El diario argelino Watan informó, el día 21 de mayo 08, que la hermana Kouider "se negó a renunciar a su nueva fe”, y que por esa razón el fiscal la acusó de “practicar ritos religiosos no-musulmanes sin licencia”.

Esta acusación es una burla a todo sentido común. Por ello el mismo abogado defensor, Khelloudja Khalfoun al Watan, dijo durante la audiencia judicial, que no existen en la ley de Argelia los cargos por los que se acusa a su defendida: “No hay huella alguna de una posible razón para enjuiciar a nadie por la práctica del culto no-musulmán sin autorización".

En Argelia occidental, otros seis musulmanes convertidos al cristianismo fueron también acusados y un fiscal estatal pidió dos años de cárcel e importantes multas para estos hermanos. Este es el segundo de los juicios contra cristianos que durante los últimos meses han llamado la atención de toda esta nación ubicada al norte de África. Sin embargo, podemos agradecer al Señor porque esta misma corte en la ciudad de Tiaret ha postergado, al menos < el veredicto contra Habiba Kouider, quien, como dijimos, enfrenta tres años de prisión por “practicar ritos religiosos no musulmanes sin licencia.”

Bajo una profunda y constante vigilancia de observadores argelinos e internacionales, estos casos lograron gran notoriedad. Para sorpresa, periódicos argelinos informaron que los oficiales judiciales en Tiaret se burlaron de esta mujer cristiana, Kouider, por su conversión, y que los mismos la presionaban a retornar al Islam. En el juicio de los seis convertidos, un fiscal estatal presentó un segundo cargo contra ellos - el de practicar ilegalmente un culto no musulmán - solicitando una sentencia de dos años y una multa de 500.000 dinares (US$ 8.145) para cada uno. Al inicio del juicio, la acusación fue “distribuir documentos para sacudir la fe de los musulmanes” En tanto que estos casos se están conociendo ahora en toda su magnitud, varios periódicos argelinos están criticando abiertamente al gobierno por provocar sentimientos anticristianos. 

Fuente: Compas direct, Redacción: Iglesia En Marcha y VM-Argentina

Oremos por Argelia. Oremos por estos hermanos mencionados con sus nombres para que puedan quedar libres; y por los demás cristianos, para que sigan siendo valientes testigos de Cristo en este país musulmán.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar