Devocionales

”Porque en otro tiempo erais tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor: andad como hijos de luz” (Efesios 5:8).

”…no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios: porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo” (1 Juan 4:1).

Halloween tiene su origen en un antiguo ritual anglosajón. Cada año, el 31 de octubre, los sacerdotes de una sociedad secreta de iniciación iban de casa en casa pidiendo ofrendas para su deidad, Samain, el señor de la muerte. Si alguien se negaba, proferían una amenaza aterradora "truco o trato" significando “maldición u ofrenda”. Cuando salían por la noche, se iluminaban con grandes nabos o calabazas ahuecadas y talladas en forma de calavera y huesos cruzados con una vela encendida. Estas pequeñas luces parpadeantes representaban el espíritu que realizaba sus maldiciones. 

Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias; antes se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido; profesando ser sabios, se hicieron necios (Romanos 1:21, 22).

Cuando leemos el primer libro de la Biblia, “Génesis”, vemos las maravillas de la creación. Dios es el Creador. Creó con verdaderas palabras de poder (Génesis 1:3-29). Con respecto al ser humano, este relato dice con precisión: "[Dios] los creó macho y hembra”, es decir: ¡Hombre y mujer!

El hombre y la mujer fueron creados por Dios con el mismo valor, pero ellos no son idénticos. Hay diferencias esenciales entre ambos sexos formados por Dios.

¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho un poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. 

Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies (Salmo 8:4-6).

Dios había dado al hombre la capacidad de gobernar la tierra: "llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread sobre los peces del mar, y sobre las aves de los cielos y sobre todas las bestias que se mueven sobre la tierra" (Génesis 1:28). Sin embargo, el hombre fracasó en su misión al desobedecer a Dios, y la tierra se llenó de corrupción y de violencia. En aquel tiempo, en consecuencia, Dios tuvo que destruir el viejo mundo con el diluvio. Más tarde confió el gobierno a los reyes, muchos de los cuales abusaron de su poder. Algunos gobernantes, como el orgulloso Nabucodonosor, llegaron a exigir ser adorados como dioses, ocupando el lugar que sólo corresponde a Dios.

Tags:

(Jesús dijo:) Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me aborreció antes que a vosotros (Juan 15:18).

Pero cuando el Hijo del Hombre (Jesús) venga, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:8).

En el siglo XVII, el Estado francés intentó eliminar a los protestantes evangélicos (llamados "hugonotes") que no aceptaban la religión católica del rey. Fueron perseguidos por su fe de muchas maneras. Por ejemplo, los niños fueron apartados de sus padres para evitar que se les educare en casa. Este período oscuro fue una oportunidad para que estos cristianos mostraran una fe viva y firme, basada en la decisión de "obedecer a Dios antes que a los hombres" (Hechos 5:30).

Pero clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones (Salmo 107. 19)

Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer (Génesis 25:21)

Humanamente queremos aliviar o más aún, evitar el sufrimiento. Queremos forjar presiones políticas, influir por medio de publicaciones, realizar campañas escribiendo cartas e inundar (ahora en el tiempo de internet) el espacio virtual con e-mails, videos y fotos en las redes sociales. Esto no es necesariamente malo, pero veamos un ejemplo acerca de lo que hicieron nuestros hermanos en la fe en el tiempo cuando la iglesia cristiana nació:

Buscar