Varios

El 8 de Abril (Jueves Santo) del año 2004 se estrenó en el cine una película de Mel Gibson, que relata las últimas 12 horas antes de la muerte de Jesús en la cruz.

Ya antes del estreno provocó un gran revuelo, por ser rechazada como antijudía, y por haber sido aprobada por cristianos de todas las denominaciones, que la quieren utilizar para la evangelización. Las reacciones en torno a la película dejan entrever, entre otras cosas, que aunque es una película religiosa, tendrá una repercusión muy grande: vendidas el 19 % de todas las entradas encargadas por anticipado al vendedor online “Fandango”, “ The Passion of the Christ” es la más taquillera en Estados Unidos.

Los defensores del aborto y quienes defienden los derechos de los homosexuales, están teniendo un avance a nivel legislativo en varias provincias de Argentina (desde luego, sucede lo mismo en muchos otros países también) y las voces que defienden los valores morales y éticos del cristianismo, son pocas, a penas se oyen o son tildadas de retrógradas.

Los cristianos bíblicos deberían apoyar este concepto de ejecutar a los asesinos [por parte de las autoridades], ya que Dios ha decretado esta pena por tales crímenes hace casi 4,000 años. Veamos los pecados por los que Dios decretó la pena capital:

No sólo son los niños, sino también son las mujeres a las que se apunta de manera especial para lograr la destrucción de la familia. En la cuarta Conferencia Mundial de las Mujeres de los Naciones Unidas, llevada a cabo en Pekín, en 1995, las feministas vinieron con una nueva idea, a saber: "Gender Mainstreaming" (otras variantes de interpretar este término son: la transversalización de la perspectiva de género y integración de la perspectiva de género). Esta corriente novedosa promueve no solamente dar a las mujeres oportunidades iguales que a los hombres, sino que desea igualar a hombres y mujeres en conjunto.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar