La “Santa” Madre Teresa

El domingo 4 de septiembre de 2016, la fallecida Madre Teresa fue declarada, por el Papa Francisco una santa católica. Para esta canonización (ver abajo) se requiere la documentación de dos milagros atribuidos a la persona fallecida. En cuanto a la Madre Teresa el primer milagro aconteció en 1998, un año después de su muerte: se trató de la curación de un tumor en el estómago de una mujer en la India. Aunque el obispo declaró esto un milagro realizado por la monja muerta, el marido de la mujer dijo que creía que la medicina había curado a su esposa.

El segundo caso, en 2008, fue la recuperación "inexplicable" de un brasileño que se despertó de un coma después de que su mujer había rezado a la monja.

Por su propia admisión, la Madre Teresa encontraba sólo oscuridad en su vida y su práctica espiritual. Esto está documentado en el libro impactante Madre Teresa: Ven y sé mi luz - los escritos privados de la Santa de Calcuta (2007), que contiene las declaraciones hechas por la monja a sus confesores y superiores durante un período de más de 65 años. En marzo de 1953, le escribió a su confesor: "Hay tal oscuridad terrible dentro de mí, como si todo estuviera muerto. Ha sido así, más o menos, desde el momento en que empecé [el trabajo]". En 1979 ella escribió: "El silencio y el vacío son tan grandes - que miro y no veo, trato de escuchar y no escucho".

Sus declaraciones privadas sobre la oscuridad espiritual que encontró en la oración contemplativa continuaron en esta línea hasta su muerte, y constituyen la advertencia más fuerte posible sobre el peligro del misticismo contemplativo católico que está penetrando en las denominaciones evangélicas. Prácticas contemplativas como la Oración de Jesús, oraciones de aliento, la visualización por medio de la oración, la oración centrante, y la lectio divina son extremadamente peligrosas. Son los vehículos para que los practicantes entren en contacto con los demonios. Muchos de los que se dedican a estas cosas terminan por creer en un concepto pagano de Dios: como el panteísmo (Dios es todo) o el panenteísmo (Dios está en todo). Los practicantes normalmente se vuelven cada vez más ecuménicos e interreligiosos en su pensamiento.

¿Quién es un santo verdadero?

La doctrina católica de la canonización (santificación) demuestra su carácter herético. En ninguna parte del Nuevo Testamento encontramos que los cristianos hayan orado a los santos. La Biblia nos enseña a orar a Dios Padre por medio de Jesucristo, el único Mediador entre Dios y los hombres (1 Tim. 2:5). Orar a un simple hombre o mujer es una blasfemia.

En el Nuevo Testamento el término "santo" se aplica a todos los cristianos nacidos de nuevo, no a una clase particular de cristianos fallecidos. Véase Hechos 9:13, 32, 41; 26:10; Rom. 08:27; 12:13; 15:25, 31; 16: 2, 15; 1 Cor. 6: 1, 2; 14:33; 16: 1, 15; 2 Cor. 8: 4; 9: 1, 12; 13:13; Ef. 1: 1; Fil. 1: 1; Col. 1: 2, 4; Fil. 7; He. 6:10; 13:24. Incluso los cristianos carnales en Corinto son llamados santos (2 Cor. 1: 1). Los cristianos nacidos de nuevo no son santos por serlo de una manera especial; son santos porque tienen un Salvador sin pecado, y Él ha eliminado su pecado delante de Dios (Ap. 1: 5, 6; 1 Ped. 2: 9, 10). En los ojos de Dios, por medio de Jesucristo, el creyente es "santo, sin mancha e irreprensible" (Col. 1:22). Es por esto que podemos ser llamados santos. ¡Alabado sea su santo nombre!

Fuente: Way of Life News 9.9.2016

La canonización es el acto mediante el cual la Iglesia católica declara como santa a una persona fallecida. Wikipedia

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar