Acerca del Misticismo dentro del Cristianismo

El día 7 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI nombró a dos místicos contemplativos, Hildegarda de Bingen (16. 9. 1098 - 17. 9. 1179) y Juan de Ávila (6. 1. de 1500 - 10. 5. 1569), "Doctores de la Iglesia". Aunque Hildegarda vivió en el siglo XII y Juan en el siglo XVI, ambos tienen, a través de su misticismo contemplativo, una gran influencia entre los «evangélicos» de nuestros días. Los escritos de ambos "Santos" han sido promovidos por Richard Foster, cuyos libros como Celebration of Discipline (Celebración de la Disciplina) y Spiritual Classics (Clásicos Espirituales) han desempeñado un gran papel en la difusión del misticismo contemplativo (quisiéramos preparar un artículo sobre R. Foster).

Uno de los discípulos de Juan de Ávila fue Teresa de Ávila, otra influyente mística contemplativa que afirmó haber visto a María, José y la Trinidad, se elevó por medio de la levitación, experimentó parálisis y sentimientos de ser estrangulada durante sus visiones y creyó que los protestantes habían traído condenación para sí mismos al rechazar el Papa y la Misa.

También Hildegarda de Bingen, una monja benedictina, había practicado tal ascetismo extremo, que dañó su salud. Llamó a sus visiones, que supuestamente comenzó a experimentar a los tres años, "los secretos misterios de Dios". Afirmó haber visto a “cada miembro de la divinidad”. Profetizó falsamente que el fin de la historia iba a suceder en su tiempo. Ella se ha comprometido firmemente a la veneración de María y escribió canciones como "Elogio de la Madre". Habló de Dios en género femenino. Estaba comprometida con un falso evangelio de salvación a través de los sacramentos católicos. Ella afirmó haber visto el purgatorio y describe este lugar mítico en gran detalle.

Sus obras médicas son consultadas hoy en día en el movimiento alternativo para la salud, aunque fueron en gran medida ridículas; por ejemplo: piedras curativas, conjuros y recetas de hierbas, etc., con el objetivo de equilibrar los "fluidos en el cuerpo", tratándose, además, de una vista oculista. Su cura para la calvicie fue aplicar la grasa de oso mezclada con la ceniza de paja de trigo en la cabeza y dejándolo ahí tanto tiempo como sea posible; y para la ictericia ella instruyó a la víctima a atar un murciélago en su espalda, hasta que haya muerto.

Éstas son las fuentes oscuras y ocultas de las cuales el movimiento moderno de oración contemplativa está sacando agua. La Música Contemporánea para la adoración y la Oración Contemplativa son dos factores potentes - entre muchos otros más - que están contribuyendo a la construcción de la iglesia global anticristiana de los últimos tiempos.

Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque (Jesucristo) no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición (el Anticristo)” (2 Tes. 2:1-3).

Fuente: Way of Life News 2.10.2012; Redacción: VM-Ar

 

Comentario de un suscriptor de Argentina:

Me imagino con el murciélago atado a la espalda… será que saltando desde un techo se podría volar??

Jeje!!! Guau, impresionante. No tengo un doctorado en teología, pero es evidente que los últimos tiempos se acercan a pasos agigantados. El apóstol Pedro escribió clarísimo sobre todo esto. Leyendo sus cartas pareciera estar escuchando a un pastor contemporáneo describiendo nuestra actualidad.

En fin, Cristo viene pronto, AMEN!!! Pablo – 28.11.2012

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar