Albert Einstein y su concepto de Dios

Una carta escrita por Albert Einstein en 1954 sobre su visión de Dios será subastada por “Christie's” (una Casa de Arte) en Nueva York en diciembre 2018 y se espera que alcance entre $ 1 millón y $ 1.5 millones. En la carta al filósofo Erik Gutkind, Einstein dijo: "La palabra 'Dios' para mí no es más que la expresión y el producto de las debilidades humanas, la Biblia es una colección de leyendas venerables pero aún bastante primitivas... Para mí, la religión judía no adulterada, como todas las demás religiones, es una encarnación de la superstición primitiva”.

Einstein tenía una mente brillante, pero no hay evidencia de que prestara atención al estudio de la Biblia por sí mismo, por lo que no tenía una base adecuada para rechazarla como la Palabra de Dios. Su "fe" de que la Biblia es un libro mítico fue una fe ciega, y él apostó su alma eterna en esa fe. Por su propio testimonio, rechazó a Jesús como Señor y Salvador y murió en sus pecados [- si no se arrepintió antes de su muerte]. Su mente estaba abierta al universo pero cerrada al Dios de este universo.

La profecía de 2 Pedro 3 describe a los burladores de los últimos tiempos que niegan la creación sobrenatural y las enseñanzas de la Biblia, como que “ignoran voluntariamente” (vers. 5). Se burlan del Dios justo, porque caminan "según sus propias concupiscencias" (vers. 3) y rechazan Sus santos mandamientos.

El salmo 2 describe la misma rebelión de los últimos tiempos. Los altos y poderosos de las naciones “piensan vanidad” (ves. 1), que es desechar los mandamientos de Dios. Es vano porque es imposible rebelarse con éxito contra la autoridad de Dios. “Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27). "Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, ya sea buena o sea mala" (Eclesiastés 12:14).

Fuente: Way of  Life News, 12.10.2018; Redacción: VM-Ar

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar