Fauci, Humanista del Año 2021

Anthony Fauci ha sido seleccionado por la Asociación Humanista Estadounidense como el Humanista del Año 2021. Este premio es para "líderes comunitarios cuyas vidas y contribuciones a la sociedad ejemplifican los valores del humanismo".

Fauci, de ochenta años, ha sido director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas desde 1984, y es el principal asesor médico del presidente Joe Biden.

Ha desempeñado un papel destacado en la pandemia de Covid, instando a los cierres, el enmascaramiento, las vacunas y minimizando el papel de China en relación al virus. Es famoso por la admisión pública de que engañó al pueblo estadounidense para promover su programa de vacunación.

Fauci dijo, por ejemplo: “Cuando las encuestas decían que solo la mitad de todos los estadounidenses tomarían una vacuna, yo decía que la inmunidad colectiva se alcanzaría el 70-75%... Entonces, cuando las encuestas más recientes dijeron que el 60% o más aceptarían la vacunación, pensé: vamos a pujar un poco más. Así que pasé a hablar del 80-85%". De esta forma admitió que estaba manipulando la "ciencia" con la intención de manejar a la gente para que se comportase como él quiere tal como señaló The Federalist, 28 de diciembre de 2020.

Por supuesto, los humanistas no están sujetos a leyes morales establecidas, por lo que mentir no es un problema. Los Manifiestos Humanistas promueven el ateísmo, la evolución, la ciencia como dios, la autodeterminación, el relativismo moral, el globalismo y el socialismo. El Manifiesto Humanista de 1933 declaró: “Los humanistas religiosos consideran que el universo existe por sí mismo y no fue creado. El humanismo cree que el hombre es parte de la naturaleza y que ha surgido como resultado de un proceso continuo. Manteniendo una visión orgánica de la vida, los humanistas encuentran que el dualismo tradicional de mente y cuerpo debe ser rechazado... Estamos convencidos de que ha pasado el tiempo para el teísmo... El hombre por fin se está dando cuenta de que solo él es responsable de la realización del mundo de sus sueños, que tiene en sí mismo el poder para su consecución”. Los firmantes incluyeron a John Dewey, quien tuvo una influencia masiva en la educación estadounidense.

El Segundo Manifiesto Humanista (1973) afirmó que "la fe en un dios que escucha la oración es una fe no probada y pasada de moda", y llamó a la enseñanza religiosa de la salvación "dañina, que desvía a las personas con falsas esperanzas del cielo en el futuro". Firmado por 120 hombres y mujeres influyentes, incluidos Isaac Asimov, Francis Crick y B.F. Skinner, pedía el derecho al control de la natalidad, el divorcio, el aborto, el suicidio y el establecimiento de leyes y tribunales globales.

El Manifiesto Humanista de 2003, firmado por 21 premios Nobel, decía: “Aspiramos a nuestro máximo desarrollo posible y animamos nuestras vidas con un profundo sentido de propósito... El conocimiento del mundo se deriva de la observación, la experimentación y el análisis racional. Los humanistas encuentran que la ciencia es el mejor método para determinar este conocimiento, así como para resolver problemas y desarrollar tecnologías beneficiosas... Los seres humanos son una parte integral de la naturaleza, el resultado de un cambio evolutivo no guiado... Los valores éticos se derivan de la necesidad y el interés humanos comprobados por la experiencia... La responsabilidad de nuestras vidas y del tipo de mundo en el que vivimos es nuestra y solo nuestra".

El humanismo hace del hombre su propio dios y exalta la mente endeble del hombre como la principal autoridad. Es intrínsecamente ilógico, por un lado, afirmar que el hombre es el producto de procesos evolutivos ciegos, no guiados y no inteligentes, mientras que por otro lado se afirma que el hombre tiene dignidad y propósito. Si el hombre es un producto de la evolución naturalista, entonces vino de la nada, no es nada y no va a ninguna parte. La arrogancia y el escepticismo voluntario del humanismo es un cumplimiento de la profecía bíblica y, por lo tanto, ¡prueba que la Biblia es verdadera!:

 “Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,  y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su venida? Porque desde que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como estaban desde el principio de la creación.  Porque ellos ignoran voluntariamente esto; que por la palabra de Dios fueron creados los cielos en el tiempo antiguo, y la tierra, que por agua y en agua está asentada” (2 Pedro 3: 3-5).

En esta profecía de casi 2000 años de antigüedad, vemos las principales características del humanismo: burlarse de la Biblia, negar el creacionismo bíblico, vivir según sus propias concupiscencias, rechazar la profecía sobrenatural y la ignorancia voluntaria (muchos humanistas ni siquiera tienen un conocimiento básico de la Biblia que desprecian). Por cierto, los humanistas no creen en la libertad de expresión y están a la vanguardia de la draconiana cultura de la cancelación.

Cuando el ateo Richard Dawkins tuiteó en abril de 2021 la mera posibilidad de que los transexuales no sean realmente lo que afirman, la Asociación Humanista Estadounidense retiró su premio al Humanista del Año de 1996, alegando que la “última declaración de Dawkins implica que las identidades de las personas transgénero son fraudulentas" Dawkins simplemente tuiteó: “Algunos hombres optan por identificarse como mujeres y algunas mujeres optan por identificarse como hombres. Serás vilipendiado si niegas que ellos literalmente sean lo que pretenden ser". Sus amigos humanistas comprobaron que aquí Dawkins tenía razón.

Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte¬ (Proverbios 16:25).

Fuente: Way of Life News, 9.7.2021; redacicón: VM-Ar

 

Algunos links para los estudiosos de esta temática:

El manifiesto humanista - Chicago, mayo/junio 1933

https://www.filosofia.org/cod/c1933hum.htm

Humanist Manifesto II -1973

https://americanhumanist.org/what-is-humanism/manifesto2/

El Tercer Manifiesto Humanista, sucesor del Manifiesto de 1933

http://americanhumanist.org/wp-content/uploads/2017/07/hm3_spanish.pdf

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar