La Batería más grande del Mundo

La batería más grande del mundo, construida en el sur de Australia por Elon Musk de Tesla, entró en línea el 1 de diciembre 2017 en un tiempo récord. Musk se había comprometido a completar una batería gigantesca, del tamaño de un campo de fútbol americano, en 100 días o hacerlo de forma gratuita; y el proyecto se completó antes de la fecha límite. Esta batería con capacidad de 100 MW está diseñada para ayudar a resolver los cortes de energía persistentes de este país mediante el almacenamiento de la electricidad producida por la energía eólica y solar para su uso durante los períodos de alta demanda.

Este proyecto en particular y la tecnología moderna en general contienen muchas lecciones interesantes. Por un lado, es evidencia de que el hombre está hecho a la imagen de Dios, tal como dice la Biblia. De las criaturas de la tierra, el hombre solo puede hacer cosas "divinas", aunque no es Dios y es responsable ante Dios como criatura. Segundo, la tecnología moderna es el cumplimiento de la profecía de Daniel de que en los últimos días "muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia aumentará" (Daniel 12:4). En tercer lugar, el proyecto Tesla es un testimonio de una mejor eficiencia de la empresa privada en comparación con las empresas gubernamentales, y es un testimonio de la ventaja de un sistema de mercado libre para producir bienes y servicios excelentes. Finalmente, la tecnología moderna es un testimonio del amor de Dios por el hombre al darle la capacidad y los recursos para mejorar su condición a pesar de que actualmente está viviendo en rebeldía frente a su Creador.

La tecnología, sin embargo, no puede resolver el problema fundamental del hombre, que es que ha pecado contra Dios y que está bajo el juicio de Dios, y no impedirá que la mano de Dios juzgue este mundo en su tiempo. La salvación del hombre nunca se logra por inventores inteligentes. Fue provisto por Dios mismo al enviar a su Hijo a sufrir y morir y derramar su sangre para hacer expiación por el pecado.

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar