La canciller de Alemania, Ángela Merkel,rinde homenaje al espíritu del Anticristo

En 1982 Klaus Gerth publicó su libro "El Anticristo viene”, el cual se convirtió en un éxito de ventas. El hecho de que el Anticristo ha de venir lo saben los conocedores de la Biblia desde hace más de 2.000 años. Pero, ¿cuándo se manifestará en público?

En la Biblia hay más de 100 citas sobre el origen, la nacionalidad, el carácter, la carrera y la caída final del Anticristo y su reino. Sin embargo, el verdadero término "anticristo" se menciona sólo cinco veces en el Nuevo Testamento, y ocurre únicamente en las cartas del apóstol Juan. En la primera carta de Juan 4:3 nos enteramos de que antes de la aparición real del Anticristo, su espíritu ya estaba y está en el mundo actuando: "y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo".

 Que ese espíritu del anticristo ya está obrando se menciona en otro pasaje bíblico en el que se describe al Anticristo como "aquel inicuo". En el segundo libro de Tesalonicenses 2:7 dice: "Es cierto que el misterio de la maldad ya está ejerciendo su poder...". Sobre "aquel inicuo" (llamado así en el versículo 8), o sea, el Anticristo; también aprendemos en 2 Tesalonicenses 2:4 lo siguiente: que "se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de adoración …”. El Antiguo Testamento describe al Anticristo como alguien que “... hará a su [propia] voluntad; y se enaltecerá y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo que está determinado se cumplirá (Daniel 11:36). El Anticristo será un gran blasfemador; esto se puede leer a lo largo de toda la Biblia, hasta en su último libro.

De una manera hasta ahora sin precedentes se presentó este espíritu del Anticristo, el domingo 11 de enero de 2015, ante el mundo. Los líderes de casi 50 países se reunieron en París para demostrar por la libertad de prensa y una sociedad abierta. Días antes, dos terroristas islamistas habían atacado la editorial de la revista satírica parisiense Charlie Hebdo y asesinado a sangre fría a doce empleados de dicha revista y a un policía musulmán. En otro acto terrorista a un supermercado judío en París murieron cuatro personas más.

Después de los asesinatos en la capital francesa, el presidente del Parlamento Federal de Alemania, Norbert Lammert, dijo que los ataques a la revista satírica se pronunciaban en contra de la “libertad de expresión y de prensa”. Fue un “ataque a la sociedad abierta”. Pero ¿es verdaderamente cierto lo que Lammert dijo?

“Durante 22 años no hubo ninguna edición [de Charlie Hebdo] en la que no apareciera una caricatura [satírica] del Papa, de Jesús, de un sacerdote, de un rabino o de un imán”, dijo el abogado de esta editorial después de los atentados. Al mismo tiempo pidió el “derecho a la blasfemia”. De inmediato recibió el apoyo de Alemania por medio de círculos allegados a los partidos de los Verdes [= comunistas] y los Demócratas Libres (FDP), que requirieron la abolición de los párrafos legales contra la blasfemia en Alemania.

¿Qué ocurrió realmente el 11 de enero de 2015 en París? Políticos de todo el mundo han manifestado su conformidad para que se pueda seguir blasfemando todo lo referente a “Dios o lo que sea objeto de adoración”. En el pasado, los caricaturistas de Charlie Hebdo se mofaron y burlaron de la peor manera posible de toda forma de religión. Y, para seguir haciendo esto, lo demostraron los más poderosos del mundo – también Angela Merkel. En París, indudablemente, se le rindió homenaje al espíritu del Anticristo.

En la primera Carta de Juan 2:22 este espíritu del Anticristo se caracteriza de la siguiente manera: “¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo”. No existe otra religión tan agresivamente anticristiana como el Islam.

El Corán, el libro sagrado del Islam, es el único texto de las grandes religiones mundiales, aparte del Antiguo y Nuevo Testamento, en el que Jesús juega un papel importante. Un total de 19 de las 114 azoras (capítulos del Corán) mencionan a Jesús [Isa - ver nota abajo]. El [controvertido] erudito religioso y teólogo alemán, Martin Bauschke, señala en su libro "El Hijo de María - Jesús en el Corán", que los 120 versículos del Corán que se refieren a Jesús [Isa] no dicen nada directamente en su contra, sino en contra de las personas que – como dice el Corán – creen erróneamente en Él. En el Islam se considera al Corán como la palabra eterna y verdadera de Alá, pronunciada por él mismo. Fue revelada a Mahoma, quien lo escribió [ver nota abajo]. Por eso los musulmanes aceptan en general que los versos del Corán que hablan de Jesús [Isa]  son también una revelación directa del mismo Alá. Pero ¿cómo describe el Corán a Jesús [Isa]? 

1) Jesús [Isa]  no era el Hijo de Dios. La azora 5 expresa con claridad que en un juicio lejano Jesús [Isa] acusará a todas las personas que lo hicieron Hijo de Dios.

2) Según el Corán, Jesús [Isa] no fue crucificado. Bauschke escribe: “Aparte de la cuestión de la filiación divina de Jesús [Isa] no hay otro aspecto en la mesianología del Corán, en el que los puntos de vista del Nuevo Testamento y del Corán sean tan contundentemente opuestos y se contradigan de tal forma como en el tema de la crucifixión: en la que el Nuevo Testamento proclama un categórico sí, y el Corán un unánime no“. Los exegetas musulmanes del Corán comentan que en lugar de Jesús [Isa] fue crucificada otra persona, y citan el verso 157 de la azora 4: “Pero no le mataron ni le crucificaron [a Jesús/Isa], sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar”.

3) Alá revela en el Corán que Jesús [Isa] murió como un hombre normal y, que en un futuro lejano, él mismo lo resucitará de entre los muertos.

Conclusión: El Corán encarna cien por ciento el espíritu del Anticristo, si lo analizamos basándonos en los principios de la Biblia.  

Quien opina como la Señora Merkel que el Islam pertenece a Alemania, expresa que este espíritu del Anticristo es bienvenido en Alemania. El Islam no pertenece a Alemania, pero a los musulmanes que se encuentran en nuestro país hay que respetarlos. Son personas cuya fe – aunque tengan un alma anticristiana – no se debe ridiculizar. Se la debe respetar, pero no necesariamente aprobarla. Para los cristianos hay una única manera de oponerse a este espíritu anticristiano: ser un ejemplo viviente del verdadero Cristo, y hacerlo público con un corazón ardiente de amor.

Fuente: Topic, febrero de 2015; Redacción: VM-Ar – 15. 3. 2015 (las palabras entre corchetes fueron agregados, para aclarar y ayudar a la comprensión).

Nota: En realidad, Mahoma no escribió el Corán (era analfabeto), sino varios de sus compañeros lo hicieron; muchos de ellos recién después de su muerte. Los historiadores hablan de 42 a 100 escritores. Además, la revelación no fue directamente de Alá, sino por intermedio del ángel Gabriel – así lo creen los musulmanes.

En el Corán Jesús es llamado Isa, el hijo de Mariam (María) y no es el Hijo de Dios (Juan 1:42) y por eso, en realidad, se trata de otro Jesús que no es bíblico.

El gran temor de los críticos del Islam

En una carta abierta al presidente de la Federación Alemana de Editores de Periódicos el conocido periodista y crítico del Islam, Udo Ulfkotte, relató la vida cotidiana que deben soportar los críticos del Islam. Ulfkotte escribe: “Desde hace más de 13 años mi familia vive con estos miedos confusos [una recriminación que los medios de comunicación hacen en contra de los ciudadanos alarmados por el Islam] que producen las amenazas de muerte y los intentos de asesinato cometidos por los musulmanes”.

Asimismo, Ulfkotte informa que, por recomendación de los organismos de seguridad, tuvo que huir precipitadamente de su vivienda y cortar el contacto con todos sus conocidos. Como crítico del Islam es de esperar que en cualquier momento lo degüellen en medio de la calle o lo asesinen con algún arma. El experiodista del periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) agrega, además, que conoce a por lo menos 50 críticos del Islam, que ya fueron amenazados de muerte. Ulfkotte: “Según los datos de la policía son todavía más”. De acuerdo con Ulfkotte existe un Consejo Central de Exmusulmanes Alemanes que tiene unos 400 miembros. Todos ellos fueron amenazados de muerte en Alemania por musulmanes. También la escritora y defensora de los derechos humanos, Sabatina James, de origen austriaco-paquistaní y muy conocida en el ambiente evangélico, que se convirtió del Islam al cristianismo debe vivir mayormente en la clandestinidad. Tuvo que rechazar todos los compromisos públicos en los que iba a hablar de su conversión.

Ulfkotte, que tiene buenos contactos con los organismos de seguridad, afirma haber recibido información de las autoridades de que no se trata de delincuentes aislados que amenazan a los críticos del islam y a los que se habían convertido del islam al cristianismo, “sino de una parte representativa de la sociedad islámica paralela”.

[Según Wikipedia, Udo Ulfkotte, quien vivió varios años en países musulmanes, primero se convirtió al islam – por eso conoce bien la temática – pero ahora es cristiano, y necesita de nuestras oraciones.]

Fuente: Topic, febrero de 2015; Redacción: VM-Ar

(Las palabras entre corchetes son aclaraciones de la redacción para ayudar a la comprensión del texto.)

Deslumbrados y Ciegos

El tema del asesinato del 7 de enero de 2015 en Francia dejó de aparecer en los medios de comunicación. Fanáticos islamistas causaron este acto de terror a sangre fría en la redacción de la revista satírica parisiense Charlie Hebdo. Dejaron muchos heridos y doce muertos; entre ellos, cuatro caricaturistas activos. Este tema ya pasó y ahora informan al público sobre otros hechos y acontecimientos, y así mantienen atrapado al ciudadano en el espíritu de la época, guiándolo para que no se aparte de la opinión políticamente correcta. Dado que los hechos en la capital parisiense y las respectivas reacciones representan de forma ejemplar y sintomática a toda una generación, es necesario comentar lo sucedido, a pesar del desfasaje del tiempo. Este hecho manifiesta con claridad y de manera sintética, cuán perturbada es nuestra época, que ya está madura para el juicio de Dios. El libro de 2 Timoteo 3:12-13 lo menciona con claridad: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”.

La categoría activa de los embaucadores se mueve, por lo general, en el ámbito político y cultural, y contribuye a que se forme una opinión. Después del atentado, la canciller Ángela Merkel repitió lo que ya había expresado el expresidente Wulff en el año 2010: “El Islam pertenece a Alemania”. Y es así cómo - lamentablemente – Merkel no sólo se humilló ante el mundo musulmán, sino que también falsificó la historia. Si los moros (musulmanes) no hubieran sido derrotados - en las batallas cerca de Tours y Poitiers (hoy Francia) en 733 - por el líder franco Carlos Martel y más adelante, en 1683, las fuerzas cristianas y occidentales vencieron el ejército islámico otomano frente a Viena, hoy ya no existiría un occidente cristiano. Entonces, es muy probable que la señora Merkel se tuviera que conformar con estar en un burka negro, mirando a través de una mínima abertura visual, en vez de brillar en sus coloridos trajes frente a las cámaras y los micrófonos. Contrariando la verdad - y muy conscientes de ello - la escapatoria de los políticos de casi todos los colores es su creencia de que únicamente los fanáticos del Corán son terroristas activos. En realidad, el Corán demanda la “Guerra Santa” y sólo los seguidores menos interesados se abstienen. 

La categoría pasiva de los engañados constituye la mayoría absoluta. Se necesitan primitivos cazadores de ratas [ver nota abajo] y lemas sugestivos para hacer de la muchedumbre un rebaño ciego que pronto gritará el eslogan del Tercer Reich: “El líder da las órdenes, nosotros lo seguimos”. También en el mencionado caso se desencadenó la histeria, y más de un millón de hombres y mujeres salieron a las calles de la capital francesa; fueron instrumentalizados para manifestarse por “la libertad, la tolerancia y el pluralismo”; esto significa una prueba general del Anticristo, que primero indoctrina al pueblo y luego lo dirigirá. Al igual que los soldados en la crucifixión de nuestro Señor Jesucristo, es probable que la mayoría de ellos no haya sabido lo que en realidad estaba haciendo. Muchos agitaban carteles con inscripciones "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie), mostrando de esta manera su simpatía por los caricaturistas asesinados; aunque, según Jean-Marie Le Pen (ex-presidente del partido francés Front National [Frente Nacional]), los caricaturistas estaban poseídos por un “espíritu anarquista-trotskista”.

El lema proclamado no sólo significa una ideología de izquierda, sino también solidaridad con la blasfemia de todas las religiones. De todos modos, no se puede esperar del cristianismo degenerado ninguna resistencia. Por eso, el dibujo del Cónclave Católico de 2013, que muestra un encuentro de homosexuales y a los cardinales bailando en un círculo, con las sotanas hacia arriba, desnudos, no tuvo consecuencias. Sin embargo, los musulmanes actúan de acuerdo con la Ley del Eco y no lo pasan por alto, cuando ven un dibujo de su profeta Mahoma con la cabeza apoyada sobre su mano y una burbuja en la que dice: “Es muy difícil ser adorado por idiotas”. A pesar de la masacre, la gaceta ofensiva parisiense no se muestra impresionada, ni siquiera teniendo en cuenta que, en lugar de los usuales sesenta mil ejemplares, se vendieron cinco millones de revistas de la primera edición posterior al atentado. Además, lo que queda claro es la arrogancia del nuevo jefe de redacción Gerad Biard: “Hace una semana una revista atea hizo más maravillas que todos los santos y profetas juntos”. “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7), esto es válido, y no solamente para los musulmanes.

A primera vista parecía que la mencionada protesta fue encabezada por jefes de gobierno y ministros, tal como trataron de mostrar las fotos en los periódicos y los programas de televisión. Las celebridades, sin embargo, hicieron su propia marcha en una tranquila calle lateral, y a los quince minutos, después de haber sido fotografiadas y filmadas para provocar el efecto deseado, se dispersaron. Incluso el altamente destructivo periódico berlinés TAZ comentó al respecto: “Lamentablemente, la actitud de las imágenes de la marcha de los poderosos en París demuestra que la palabra “prensa mentirosa” no es una mera locura de los simpatizantes de Pediga [actual movimiento de protesta popular en Alemania]. Incluso muchos medios de comunicación, de hecho, ahora refutan el dicho ingenuo que los ateos suelen repetir: “Yo solo creo en lo que veo”. Los engaños también tienen sus métodos. Hasta para el predicador chino Watchman Nee era importante encontrar el “espíritu detrás del sistema”. A este sistema le interesa formar a una muchedumbre dócil, para luego poder abusarse de ella.

Entre los participantes ilustres había con seguridad algunos cuya indignación se puede considerar una perfecta hipocresía, y quienes en un círculo íntimo, detrás de las paredes gruesas y las puertas cerradas, tal vez hablen en otro tono con respecto a esta fechoría de París. Y desde Egipto a Afganistán, en todas partes se espera la misma pose oficial con mimos de consternación y aborrecimiento. También el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se presentó, aunque no lo habían invitado oficialmente. Él buscó este acto para ganar votos en su próxima elección. En aras de la igualdad diplomática, en seguida tuvieron que invitar al presidente palestino, Abbas Mahmoud, quien, sin embargo, está muy bien familiarizado con los actos de terrorismo. Con respecto a los reyes paganos dice Daniel 11:27: “...y en una misma mesa hablarán mentira; mas no servirá de nada, porque el plazo aún no habrá llegado”. Y este versículo es hoy más que nunca una realidad cotidiana.

Fuente: Klaus Schmidt 52, febrero de 2015; Redacción: VM-Ar – 15.3. 2015

Nota: Aquí se trata de una alusión a la fábula del Flautista de Hamelín, quien “encantaba” a las ratas de la ciudad y más tarde hizo lo propio con 130 niños.

Hijitos, ya es el último tiempo; y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente hay muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo (1Jn. 2:18).

¡Permanezcamos en oración!

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar