¿ALÁ y JESÚS?

Una pequeña evaluación

Con los constantes ataques terroristas y las matanzas de cristianos por medio de grupos musulmanes, uno debe cuestionar el grado de tolerancia que los musulmanes disfrutan en gran parte del mundo. En todos los países occidentales y “libres” se les abren las puertas y ellos construyen sus mezquitas (templos de los musulmanes); pero cuando los cristianos piden construir una iglesia en sus países las autoridades musulmanas les niegan el permiso o si lo aprobaran, luego los cristianos son molestados o incluso brutalmente atacados. 

Cabe entonces preguntarse, ¿se puede creer en su tolerancia cuando se hayan radicado en Occidente? ¿O solo son caballos de Troya esperando el momento oportuno?

Ante tales interrogantes, que cada cual juzgue sus creencias;  y, ante esto, cabe señalar que muchas personas ya comienzan a ponerse nerviosas y con razón. Hay lugares en los que se están cerrando iglesias y se eliminan símbolos religiosos para no herir sensibilidades... ¿De quién?

Pero en su lugar se abren miles de mezquitas... ¡Les estamos cediendo espacios! ¿Eso es normal?

A continuación, el informe sobre una Reunión de capellanes de cárceles: por Rick Mathes

La religión musulmana es la que más crece en número, y no solo en los Estados Unidos.

En el mes de julio de 2010 asistí a una clase de entrenamiento requerida para mantener mi status de seguridad en el Departamento de Prisiones del Estado. 

Durante la reunión hubo una presentación por parte de tres disertantes: un católico, un protestante y un musulmán, quienes explicaron sus creencias.

Me interesaba, sobre todo, lo que el Imán islámico diría. El Imán hizo una completa y extensa presentación de las bases del Islam, incluso con videos.

Después de las presentaciones se concedió tiempo para preguntas y respuestas.

Cuando llegó mi turno pregunté al Imán: “Disculpe, y corríjame si me equivoco... creo entender que la mayoría de imanes y clérigos del Islam, han declarado la Yihad (guerra santa) contra los infieles del mundo; de modo que matando a un infiel, que es una orden para todos los musulmanes y de esta manera tienen asegurado un lugar en el cielo.  Si esto fuera el caso… ¿Puede usted darme una definición de infiel? ”

Sin discutir mis palabras, el imán contestó con convencimiento: “Son los no creyentes”.

Contesté: “Permítame asegurarme que le entendí bien... ¿A TODOS los seguidores de ALÁ, les ha sido ordenado matar a TODO el que no es de su fe para así poder ir al cielo?  ¿Es esto correcto?”

Ahora la expresión de su cara cambió totalmente: ¡de un rostro que se mostraba seguro y con autoridad al  de un niño sorprendido con la mano en la lata de galletitas! Vergonzosamente contestó: 

“Así es”. 

Agregué: “Pues bien, señor, tengo un verdadero problema tratando de imaginar al Papa Francisco ordenando a todos los católicos matar a TODOS los de su fe islámica; o al Dr. Charles Stanley ordenando a los protestantes hacer lo mismo, para ir al cielo”.

El Imán quedó mudo.

Continué: “También tengo un problema con ser su amigo, cuando usted y sus colegas dicen a sus pupilos que me maten. ¿Preferiría usted a su ALÁ, que le ordena matarme para ir al cielo, o a mi Jesús, que me ordena amarlo para que yo vaya al cielo y quiere que usted me acompañe?”

Podías oír la caída de un alfiler cuando el Imán inclinó avergonzado su cabeza. 

Con nuestro sistema de justicia liberal, y por presión del ACLU (organización árabe americana), este diálogo no se ha publicado de manera oficial.

¬Fuente: Rick Mathes - Capellán de Prisiones EE.UU. – 10.8.2010; Redacción: VM-Ar

 

La Biblia dice:

Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 

No tendrás dioses ajenos delante de mí.

No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo, Jehová tu Dios, soy Dios celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 

Y que hago misericordia a millares de los que me aman y guardan mis mandamientos (Éxodo 20:2-6).

 

Jesucristo dice: 

Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Evangelio según Juan 14:6)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Evangelio según Juan 3:16)

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar