El llamado “Evangelio de Judas”

Aunque algunos están alabando el “Evangelio de Judas” como: "el hallazgo arqueológico más grande de los últimos 60 años", no es ningún Evangelio en el sentido bíblico, no podría haber sido escrito por Judas, y está también demasiado alejado en cuanto al tiempo y la geografía para poder decirnos cualquier cosa confiable referente a Jesucristo y al comienzo del cristianismo en Israel en el primer siglo.

Dado que Judas se suicidio incluso antes de la resurrección de Cristo, no solamente no tuvo ningún tiempo para escribir dicho evangelio, sino que ni siquiera estuvo vivo para atestiguar los sucesos referentes al día de Pentecostés y al desarrollo de la iglesia cristiana del primer tiempo. Los eruditos cristianos ya han sabido sobre el "Evangelio de Judas" desde que emergió por primera vez, al final del siglo 2°, y la iglesia temprana lo rechazó como falsificación y como herejía.

La revista National Geographic recientemente presentó este evangelio gnóstico de Judas como si fuera algo significativo y de valor académico. Sin embargo, en este evangelio supuestamente de Judas, Judas mismo es el héroe. Judas se representa como el mejor amigo de Cristo - el único quien realmente entiende a Jesús, y quien entregó a Jesús, conforme a su propio pedido, a las autoridades para ser crucificado – con el fin de  permitir a Jesús librarse de su cuerpo terrenal y volver al mundo espiritual.

Los Gnósticos eran una secta que creía que sólo un grupo selecto de personas sería capaz de llegar a tener conocimientos confidenciales o secretos. La llave a este conocimiento era que el mundo material sería una trampa de la que nosotros necesitaríamos escaparnos para entrar en el mundo espiritual. Los Gnósticos Cainitas,  quienes - según algunos historiadores - eran responsables del llamado “Evangelio de Judas”, intentaron rehabilitar personajes bíblicos deshonrosos como Caín, Korah, los Sodomitas y Judas.

Aunque ha sido común para las producciones de Hollywood tratar a Judas con mucha simpatía, la Biblia resulta bien clara en decir que Judas era avaro (Mat. 26:14-15), traidor (Lu. 22: 47-48), ladrón e hipócrita (Jn. 12:5-6). La Biblia describe muy claramente que ese Judas Iscariote traicionó a Cristo (Mat. 10:4). Judas les preguntó a los principales sacerdotes: “¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?” (Mat. 26:15). En la Biblia está registrado que estos sacerdotes se “alegraron” sobre la traición de Judas (Mr. 14:10). Aunque Judas era el tesorero de los doce Apóstoles, y que pretendió estar preocupado por los pobres, la Biblia revela que, de hecho, Judas era un ladrón, robando de los fondos del Señor mismo (Jn. 12:4-6).

La verdad está lejos de que Judas haya sido una víctima de las circunstancias teniendo buenas intenciones. La Biblia es bien clara en decir que él era un traidor malvado. El Evangelio de Juan simplemente dice: “Satanás entró en él (Judas)” (Jn. 13:27). Después de la resurrección y ascensión al cielo de nuestro Señor Jesucristo, en el libro de los Hechos, el Apóstol Pedro aplica la profecía del Salmo 109 a la traición de Judas: “tome otro su oficio”(Hechos 1:20). Esta misma profecía del Salmo 109 revela más detalles acerca de las motivaciones traidoras de Judas: “Porque boca de impío y boca de engañador se han abierto sobre mí: Han hablado de mí con lengua mentirosa, Y con palabras de odio me rodearon; Y pelearon contra mí sin causa. En pago de mi amor me han sido adversarios; Mas yo oraba. Me devolvieron mal por bien, Y odio por amor” (Salmo 109:2 –5).

Jesucristo lo describió a Judas con estas palabras: “¿Jesús le respondió: ¿No he escogido yo á vosotros doce, y uno de vosotros es diablo? Y hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón, porque éste era el que le había de entregar, el cual era uno de los doce.” (Jn. 6:70-71).

De la misma manera como el propio Judas traicionó a Cristo, este llamado “Evangelio de Judas” no es nada bíblico y traiciona la verdad; y como creyentes en Jesucristo tenemos que estar advertidos de este engaño.

Escrito por Peter Hammond – Frontline Fellowship (Compañerismo del Frente de Batalla) - Sudáfrica

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar