La serpiente entre los libros

Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad (Filipenses 4. 8).

Un erudito de la India, mientras sacaba un libro de su biblioteca, sintió en su dedo un ligero dolor como un pinchazo de aguja; no hizo caso de ello. Pero pronto su mano se hinchó, y luego su brazo y todo su cuerpo; y, finalmente, a pesar de toda la atención, murió. ¿Qué había sucedido? Unapequeña serpiente altamente venenosa, escondida entre los libros, le había mordido.


Numerosos libros, sin embargo, ocultan en sus páginas una “serpiente” mucho más peligrosa como que la que mató al estudioso de la India. Su veneno es aún más sutil cuando el libro sea más atractivo. Y por medio de este “veneno” no es el cuerpo que sufre, sino es el alma que se envenena con pensamientos falsos o impuros. La mente se aleja de la Palabra de Dios, y se abre a todo tipo de errores o comienza a codiciar lo que es indebido. Cuando se permite que las malas hierbas invadan un cultivo, las plantas buenas pronto son sofocadas. Ciertamente, en todos los medios de comunicación se esconde sigilosa y exquisitamente esta misma “serpiente venenosa”.

Si sabemos apreciar, nos daremos cuenta que esta “serpiente” que se disfraza de esta manera, es la misma serpiente que desde el principio de la historia humana sedujo a los primeros seres humanos. Y esta "serpiente antigua" no es otro que Satanás, el diablo, quien engaña a los hombres para llevarlos a la perdición eterna (vea Apocalipsis 12:9; 20:10; 21:8; 20:15).

Prestemos mucha atención en cuanto a lo que leamos, escuchemos o veamos.

En algunos lugares, cerca de las escuelas, se puede leer el siguiente aviso para los automovilistas: “¡Piense en Sus hijos!” Pensemos de manera particular en nuestros hijos y vigilemos muy bien sobre lo que esté por entrar en sus mentes; y apliquemos el mismo principio a nosotros mismos, tomando a pecho lo que Dios nos enseña por medio de Su Palabra, la Biblia. 

Fuente: La Buena Semilla; Redacción: VM-Ar

 

Vea los siguientes pasajes bíblicos relacionados:

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad (Fil. 4:8).

 

14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?

16  ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo.

17  Por lo cual: Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,

18  Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

 7:1  Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en el temor de Dios. (2 Cor 6:14 – 7:1).

 

6 Nadie os engañe con palabras vanas; porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

7 No seáis pues partícipes con ellos; 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor: andad como hijos de luz,

9 Porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, y justicia y verdad;

10  Comprobando lo que es agradable al Señor.

11  Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas; sino antes bien reprendedlas.

12  Porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en oculto. (Ef. 5:6-12)

Amigos y hermanos en Cristo: no tengamos temor de vivir en contra de la corriente, la moda, o en contra de lo que “políticamente sea correcto”. Lo primordial es que estemos dentro de la voluntad de Jesucristo, nuestro único Salvador.

 

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar