¿Dios Indiferente o Dios de Amor?

¿Es Dios indiferente a la suerte de los hombres? Tal vez usted se ha hecho esta pregunta. ¿Las difíciles circunstancias personales tal vez le impiden volverse a Dios?

¿Cuánto sufrimiento se debe a la mala elección del hombre? Algunos ejemplos son: la búsqueda desenfrenada de poder y gloria personal, la codicia, los celos... Es curioso el hecho de que, cuando las cosas van mal, buscamos ansiosamente a Dios, incluso lo hacemos cuando durante el resto del tiempo nos acordamos poco de Él. ¿Por qué Dios no interviene para poner orden, restaurar la paz, la justicia, el amor y la alegría?

En el aparente silencio de Dios, debemos reconocer la libertad de elección que Él ha dado a toda la humanidad. No obliga a nadie, sin embargo nos muestra en Su Palabra, la Biblia, claramente el camino de la vida.

Dios ama a todos, y no es insensible a su condición o situación, no importa cuán complicada sea. Al contrario, muestra paciencia para con todos, "no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3. 9). Advirtió a la humanidad de su fragilidad y de la culminación de su viaje terrenal: la muerte y el juicio (Heb. 9:27). Se acerca el día cuando Jesucristo intervendrá para poner todo en orden en la tierra. Comenzará con "juzgar la tierra habitada con justicia" (Hechos 17:31), es decir todos los hombres serán juzgados por Jesucristo.

Dios sigue invitando a todos los que hasta ahora no han tenido en cuenta Su llamado de  gracia: "¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento" (Romanos 2. 4).

”Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios por nosotros: en que Dios envió a su único Hijo al mundo para que vivamos por él” (1 Juan 4:8, 9)

Fuente: La Buena Semilla; redacción: Vm-Argentina

Para leer la Buena Semilla cada día: La Buena Semilla

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2021 La voz de los Mártires

Buscar