Evangélicos dominicanos protestan contra matrimonio gay

La frase bíblica “Mujer y hombre los creó” está generando polémicas en la mayoría de los países latinoamericanos. En la República Dominicana, con motivo de que en este mes de julio (2014) se celebra el “orgullo gay”, las calles de la capital, Santo Domingo, son testigos de las distintas manifestaciones protagonizadas por la comunidad evangélica en esta nación caribeña.

Los manifestantes expresan que la patria, engendrada por Juan Pablo Duarte, es una nación con valores cristianos, fundamentada en la Biblia y la cruz.

Piden la salida del país de James Brewuster, embajador de los Estados Unidos en la República Dominicana, considerado como principal responsable de promover iniciativas para legalizar el llamado matrimonio gay. Brewuster vive en Santo Domingo con su “esposo”, Bob Satawake.

Los protestantes también han pedido a las autoridades correspondientes que protejan el principal núcleo de la sociedad, la familia, organización que queda al borde del precipicio si es aprobada esta ley. Temen por el futuro de las próximas generaciones porque consideran que si se acepta el proyecto, se transforman en una población depravada y en contra de los principios divinos.

El diputado dominicano Pedro Botello dijo con toda seguridad que los legisladores no levantarán sus manos para aprobar la realización de matrimonios homosexuales en el territorio. Este acto se considera como una aberración y burla a los sectores que han depositado su confianza en los diputados para ser representados.

POSICIÓN DE LÍDERES

El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CDUE) ha emitido en un comunicado de prensa que el matrimonio homosexual, además de ir en contra de las leyes divinas, es inconstitucional y no está avalado por organismos multilaterales sino que es una iniciativa exterior que cuenta con una minoría en el país.

Lorenzo Merán, presidente del CDUE, en declaraciones a una agencia española, asegura que el matrimonio gay no debe considerarse un avance en materia de derechos humanos, ya que es "un fenómeno que distorsiona el modelo moral que ha prevalecido por miles de años en las distintas sociedades de la humanidad en donde solo había existido el matrimonio heterosexual".

Merán agregó a las declaraciones que "no es un juego. Los activistas gays y los que están de acuerdo con los matrimonios de parejas de un mismo sexo, han logrado el 'efecto dominó', logrando la aprobación constitucional en países europeos como Francia, Alemania y España”.

El dirigente religioso entiende que a las naciones tercermundistas se les está tratando de inculcar "avances", como aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo, solo porque países desarrollados los están implementando.

Considera que el envío a la nación caribeña del embajador James Brewusteres una estrategia del gobierno norteamericano, presidido por Barack Obama, para favorecer las peticiones activistas de este grupo en sociedades caribeñas centroamericanas.

El líder evangélico exhorta a los diferentes sectores de la sociedad dominicana a que defiendan la integridad del matrimonio, a que continúe tal y como fue concebido por Dios. “Es importante que la población no permita que sea alterada la fisionomía social de manera negativa, debemos proteger nuestros hijos y valores culturales", señaló.

El pastor Ezequiel Molina Sánchez, hijo del reconocido presidente del ministerio La Batalla de la Fe, Ezequiel Molina Rosario, sostuvo que la unión gay es un atentado en contra de la familia que de manera constante es afectada por el divorcio. El dirigente evangélico aseguró que el pueblo cristiano de la República Dominicana va a contrarrestar con una marcha este 22 de julio la pasada celebración en el país del “orgullo gay”, organizada por la embajada estadounidense en esta nación. 

Fuente: Protestante Digital; Redacción: VM-Ar - 9. 7. 2014

Acerca de

La Voz de los Mártires” es un ministerio internacional dedicado a servir a la iglesia perseguida. Fue fundado por Richard Wurmbrand a finales de 1960 como “Misiones cristianas para el mundo comunista”. Wurmbrand sufrió en su país natal catorce años de tortura y encarcelamientos por su fe por parte de los comunistas.

[Leer más]

Acceso

©2022 La voz de los Mártires

Buscar